Manifestaciones en Madrid Central pidiendo el retorno de las multas.

Manifestaciones en Madrid Central pidiendo el retorno de las multas. Efe

Europa

Bruselas pide a Madrid y Barcelona más medidas contra la contaminación: "La situación es grave"

Elude pronunciarse sobre la abolición de Madrid Central: "No comentamos anuncios de medidas concretas adoptadas a nivel local".

Bruselas

Noticias relacionadas

"Querida ministra: me gustaría llamar de nuevo su atención sobre la grave situación de la calidad del aire en España". El comisario de Medio Ambiente, el laborista maltés Karmenu Vella, acaba de enviar una carta a la responsable de Transición Ecológica, Teresa Ribera, en la que le avisa de que los niveles de dióxido de nitrógeno, un contaminante generado sobre todo por los coches, superan de nuevo los umbrales que marca la legislación de la UE. La mala calidad del aire provoca 30.000 muertes prematuras al año en España, según los datos de Bruselas.

Aunque la carta de Vella no los nombra directamente, el problema afecta sobre todo a Madrid y al área metropolitana de Barcelona. "Parece que las medidas anunciadas y puestas en marcha hasta ahora no son suficientes para corregir los incumplimientos en las zonas  afectadas y cumplir plenamente los valores límite en materia de calidad del aire de aquí a 2020", se queja. 

Por eso, el comisario de Medio Ambiente reclama en particular a Madrid y Barcelona que redoblen los esfuerzos para combatir la polución. "Todos los actores en todos los niveles de gobierno deberían movilizarse y contribuir al diseño y la aplicación de medidas eficaces en materia de calidad de aire a nivel nacional, regional y local con el fin de garantizar el cumplimiento de la legislación de la UE y salvaguardar la salud de la población", concluye la breve misiva fechada este martes 9 de julio.

La carta llega justo cuando el nuevo alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almedia, se dispone a desmantelar la zona de bajas emisiones Madrid Central, lo que en principio va en contra de las exigencias de Bruselas. No obstante, el Ejecutivo comunitario ha eludido pronunciarse sobre esta marcha atrás. "La Comisión no comenta anuncios de medidas concretas adoptadas a nivel local", ha explicado un portavoz.

El Ejecutivo comunitario ya ha expedientado a España por superar los límites de polución en Madrid y Barcelona, pero paralizó el procedimiento sancionador en mayo de 2018 gracias al anuncio de medidas como Madrid Central. "La Comisión sigue vigilando la situación de cerca", añade el portavoz.

La ministra Ribera ha rebotado la carta a las autoridades madrileñas y catalanas y les ha ofrecido su colaboración para la puesta en marcha de medidas extra. Sostiene que su prioridad es que España respete los topes comunitarios en materia de contaminación, de forma que se proteja la salud pública y se evite una posible multa por parte del Tribunal de Justicia de Luxemburgo.

"He remitido la carta a las administraciones donde se superan los topes y en particular al alcalde de Madrid y al consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Catalunya, invitándoles a fortalecer la cooperación y a trabajar conjuntamente en medidas que se sumen a las ya existentes", ha dicho Ribera en un comunicado.