Ortega Smith, durante su conferencia en la Eurocámara

Ortega Smith, durante su conferencia en la Eurocámara Javier Albisu/EFE

Europa

Vox en la Eurocámara: "Sin España, todas las mujeres de esta sala irían en burka"

Ortega Smith dice que el Gobierno de Rajoy tendría que haberse salido de la euroorden tras la decisión de Alemania de no entregar a Puigdemont.

Bruselas

La irrupción del secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, este miércoles en la Eurocámara ha sido recibida con gran expectación entre los medios de comunicación, con protestas por parte de un grupo reducido de trabajadores y eurodiputados y con indiferencia entre la mayoría de parlamentarios y asistentes. La gran sala en la que Ortega Smith ha dado su conferencia 'Cataluña, una región española' se ha llenado mayoritariamente con invitados del propio partido y corresponsales españoles. "Catalonia is Spain, Spain is Catalonia. Bienvenidos a la resistencia en Europa", ha proclamado el secretario general de Vox como declaración de intenciones nada más comenzar su discurso. 

El acto se había inaugurado con un pequeño incidente. Cuando el moderador se disponía a presentar a los participantes, una docena de personas -que después se han presentado como trabajadores españoles de la Eurocamara- se han levantado en silencio en la penúltima fila de la sala y han desplegado carteles con el lema: "Nuestros derechos no son negociables". Al cabo de dos minutos, antes de que intervinieran los servicios de seguridad, los manifestantes han plegado los carteles y se han marchado también en silencio. 

"Hemos hecho una acción pacífica y hemos denunciado que nuestros derechos, los derechos de las mujeres y de las personas LGBT no son negociables. Y que Vox llega tarde, porque España y Europa son feministas", ha dicho una portavoz, que no ha querido identificarse.

La protesta de trabajadores de la Eurocámara contra Vox

La protesta de trabajadores de la Eurocámara contra Vox Olivier Hoslet/EFE

También querían boicotear el acto de Vox los eurodiputados de ERC, Jordi Solé, y del BNG, Ana Miranda, que se ha presentado con una camiseta con el lema No pasarán. Pero su amenaza ha quedado en nada. "Estamos aquí para denunciar la doble moral del Parlamento Europeo cuando se trata de autorizar o no debates sobre Cataluña", ha dicho Solé a las puertas de la sala en la que Ortega Smith iba a dar su conferencia.

"No entendemos por qué se llegó a la conclusión de que los legítimos representantes del pueblo de Cataluña plantean un problema de seguridad y en cambio que venga la extrema derecha como es Vox no sea motivo de alarma", se ha quejado. El presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, prohibió hace quince días un acto de Carles Puigdemont y Quim Torra, que se acabó trasladando a un hotel de lujo en Bruselas, pero ha autorizado el de Vox alegando que sus organizadores cumplieron sus requisitos y no planteaban problemas de seguridad.

Solé y Miranda han anunciado que intervendrían durante la conferencia de Ortega Smith para rebatir su discurso y se han metido en la sala, pero finalmente se han marchado sin hablar. El que sí ha pedido la palabra ha sido el eurodiputado nacionalista flamenco de la N-VA, Mark Demesmaeker, con lazo amarillo, que ha sido abucheado al defender que Cataluña es una nación, vincular el Estado español al franquismo y criticar el papel del Vox en el juicio al procés. "Ya puede usted ir a recibir el donativo que sin duda le va a dar el molt honorable fugado, traidor y cobarde de Puigdemont", le ha replicado el secretario general de Vox entre aplausos del público.

Contra el "globalismo relativista" de Merkel y Macron

Durante su discurso, Ortega Smith ha presentado a Vox como un partido "verdaderamente europeísta". Pero ha aclarado que concibe a Europa como un conjunto de Estados nación soberanos y ha criticado a los burócratas que a su juicio dirigen las instituciones de la UE. "Ser europeístas es defender a Europa, no es hablar de Europa o estar en Europa. Europa no se entiende sin la aportación española. Sin las Navas de Tolosa, la batalla de Lepanto y Carlos V, todas las mujeres de esta sala vestirían en burka", ha proclamado en tono continuo de arenga.

Al finalizar la conferencia, el secretario general de Vox ha precisado qué quería decir con esas referencias. "Son hechos históricos que pusieron freno a la invasión islamista en Europa. Y lo he querido traer a la historia reciente actual donde las políticas de los Merkel, de los Soros, de los Macron, es decir, del globalismo relativista, ese que ha abierto las fronteras de Europa sin control ninguno, ese que no cree en la seguridad de Europa, puede llevarnos al riesgo de que Europa termine -como ya hay algunos países y algunos barrios donde ya se aplica la ley sharía- en una situación en que las mujeres tendrían que ir 10 pasos por detrás del hombre y llevar burka", ha asegurado.

"Por cierto, los llamados movimientos feministas, que nosotros preferimos calificar de feminazis, es decir, aquellos de la imposición feminista, nunca denuncian a los países islamistas (entre los que ha citado Irak o Arabia Saudí) donde las mujeres no tienen derecho a votar y tienen la obligación de cumplir las órdenes del hombre. Nosotros, que creemos en la dignidad de la mujer en iguladad de derechos con el hombre, decimos que no queremos una Europa donde las mujeres tengan que ir con burka", ha insistido Ortega Smith.

Vox defiende que Europa "es la filosofía griega, el derecho romano y el humanismo cristiano", pero "no es la Unión Europea", ni la burocracia de las instituciones comunitarias. Una Europa que según ha dicho "está amenazada por ese globalismo que quiere diluir nuestra identidad, ese multiculturalismo que quiere arrancar el alma y las tradiciones de Europa".

"No se defiende Europa abriendo las puertas al albur de una invasión migratoria promovida por las mafias de tráfico de personas o por Estados extranjeros, especialmente los proislamistas", sostiene el secretario general de Vox.

Si el partido de Santiago Abascal obtiene representación en la Eurocámara en las elecciones del 26 de mayo -las últimas proyecciones le dan 7 escaños-, su prioridad en  Bruselas será "defender a España en Europa". "Lucharemos para un nuevo Tratado que sustituya al de Lisboa donde a España se le reconozca en todo su peso histórico, económico, político y social", ha anunciado.

"Porque España es una de las naciones históricas más antiguas de Europa, porque es una de las naciones cuna de la democracia, con las Cortes de León en 1188, las primeras cortes que hablaban de parlamentarismo. Porque España es una de las naciones más fuertes de Europa. Porque ostentamos la lengua española, que algunos tanto atacan y tanto desprecian, que pronto va a ser la primera lengua del mundo", ha defendido el secretario general de Vox.

Los secesionistas crearon una "organización criminal"

Pero Ortega Smith ha dedicado la mayor parte de la conferencia a sacar pecho por el papel de Vox como acusación popular en el juicio a la cúpula del procés. "La acusación popular de Vox no es la acusación de un partido político, es la acusación del pueblo español en defensa de sus instituciones, de su unidad, de su ley y de su dignidad. Hemos tenido que ejercer esa acción popular porque vimos que el Estado se cruzaba de brazos", ha asegurado.

A su juicio, España debería haberse salido de la euroorden cuando Alemania denegó la entrega de Puigdemont por el delito de rebelión. "Hay algunos jueces en Alemania, partidos políticos, que se han cargado el principio de confianza mutua. (...) Hay tribunales que o son cobardes o se dejan impresionar por los poderes políticos", sostiene el secretario general de Vox.

Ortega Smith acusa a los secesionistas catalanes de haber constituido una "organización criminal" que ha utilizado "cuantiosísimos fondos públicos" para crear un "Estado paralelo". Su objetivo último, ha alegado, no era hacer un referéndum sino "subvertir el orden constitucional, sustituir al Gobierno y a la jefatura del Estado y declarar la independencia de una parte del territorio español, nuestra querida Cataluña".

Su conferencia ha terminado en el mismo tono combativo en el que había comenzado. "Viva a España, Viva Europa y Puigdemont a prisión", ha zanjado a voz en grito.

¿En qué grupo de la Eurocámara estará Vox?

La conferencia de Ortega Smith en la Eurocámara estaba patrocinada por el eurodiputado polaco Kosma Zlotowski, del partido euroescéptico Ley y Justicia que actualmente gobierna el país y al que Bruselas acusa de poner en riesgo el Estado de derecho. Zlotowski es tesorero del grupo de derecha euroescéptica Conservadores y Reformistas Europeos en el Parlamento Europeo. Entre los presentadores del acto se encontraba el eurodiputado adscrito al grupo liberal ALDE Enrique Calvet. También el grupo Europa de las Naciones y las Libertades de Marine Le Pen corteja a Vox.

¿A qué grupo de la Eurocámara tiene previsto adscribirse el partido de Santiago Abascal si obtiene representación? Ortega Smith ha reconocido que ha aprovechado su viaje a Bruselas para reunirse con representantes de varias familias políticas, pero asegura que la decisión no está tomada. "La configuración del próximo Parlamento va a variar muy sustancialmente respecto a la actual. Por lo tanto hasta que no tengamos la configuración de los nuevos grupos y no sepamos qué va a defender cada grupo no nos posicionaremos", ha dicho.

"Estaremos allí donde se defienda la Europa de la libertad, la Europa de los Estados nación, la desburocraticación de Europa y por supuesto la bajada de impuestos en Europa. Estaremos allí donde la libertad, el Estado de derecho y la soberanía de los europeos se salvaguarde con mayor firmeza y por supuesto, donde se combata con mayor firmeza a los del lacito amarillo", asegura el secretario general de Vox.