Barcos de guerra de Ucrania atracados en el puerto de Odessa

Barcos de guerra de Ucrania atracados en el puerto de Odessa Reuters

Europa Conflicto

El presidente ucraniano declara la ley marcial tras el enfrentamiento con Rusia

  • El decreto no supone obligatoriamente la movilización de las tropas y tiene que ser aprobado por el Parlamento. 
  • La OTAN califica de muy grave la situación y reclama la liberación de la flotilla apresada por Rusia.

El parlamento ucraniano ha votado a favor de imponer la ley marcial para un periodo de 30 días después de que Poroshenko firmara este lunes un decreto por el que declaraba el estado de excepción el país.

Poroshenko ha tomado esta decisión refrendada ahora por el Parlamento tras l apresamiento este domingo de tres buques de la Armada ucraniana por parte de los guardacostas rusos en el mar Negro cerca de Crimea. 

La medida estará en vigor hasta el 25 de enero del próximo año, aunque podría ser levantada en cualquier momento, según explicó el Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania.

Este decreto presidencial, que no supone obligatoriamente la movilización de las tropas, debía recibir el visto bueno de la Rada Suprema o Parlamento, como así ha sido.

Seis militares ucranianos resultaron heridos en una operación de las fuerzas especiales rusas en las que han capturado dos lanchas artilladas y un remolcador ucraniano y a sus tripulantes. Rusia mantiene que han violado las aguas territoriales rusas, pero Ucrania sostiene que se trata de una agresión injustificada.

OTAN: "Es muy grave"

"No hay una justificación para el uso de la fuerza militar contra barcos y personal naval ucranianos", ha asegurado este lunes el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, al término de una reunión extraordinaria de la Comisión OTAN-Ucrania, a la que asistieron los embajadores de los 29 países de la Alianza y su homólogo ucraniano.

Stoltenberg indicó que Ucrania "proporcionó a los aliados información detallada del incidente" de este domingo y ha reclamado moderación a las dos partes. "Pedimos a Rusia que libere inmediatamente a los marinos y barcos ucranianos incautados", ha exigido. 

"Lo que vimos ayer es muy grave, porque vimos que Rusia en realidad utilizó la fuerza militar contra Ucrania de forma directa. Vimos que dispararon contra barcos ucranianos, que confiscaron y capturaron barcos y a su personal y que varios de los que capturaron están heridos", señaló.

Preparados para una posible "agresión militar"

Poroshenko, que firmó el decreto tras conversar con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, también precisó que el estado de excepción no supone la introducción de cortapisas a los derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos.

Máxima tensión entre Rusia y Ucrania tras un enfrentamiento en el mar de Azov

El secretario del CSND, Alexandr Turchínov, propuso el estado de excepción con el fin de crear las condiciones para repeler una posible "agresión militar" y cualquier amenaza a la independencia e integridad territorial por parte del país vecino.

Por su parte, el ministro de Exteriores ucraniano, Pavló Klimkin, que tachó el apresamiento de los buques ucranianos de "acto de agresión", aseguró que "Ucrania buscará un arreglo pacífico al contencioso... aunque, sin lugar a dudas, se reserva el derecho a la autodefensa, en virtud del artículo 51 de la Carta de la ONU".

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, criticó hoy los planes de Ucrania de imponer el estado de excepción y llamó a los socios occidentales de Kiev a "calmar" a las autoridades ucranianas.

Mientras, la Cancillería rusa expresó su "firme protesta" por el comportamiento de la Armada ucraniana, a la que acusó de escenificar una provocación para instigar la tensión en la zona y conminar a Occidente a imponer nuevas sanciones contra Rusia.

Rusia admitió haber abierto fuego el domingo por la tarde contra los buques ucranianos en sus aguas territoriales cerca de Crimea con el fin de obligarles a detenerse, aunque Ucrania mantiene que el ataque tuvo lugar en aguas neutrales y cuando sus barcos ya navegaban de regreso al puerto de Odessa en el mar Negro.

Objetivo: liberar a los tripulantes

Eso ocurrió después de que Moscú decidiera cerrar el estrecho de Kerch para impedir el acceso de los buques ucranianos en el mar de Azov.

Poroshenko exigió hoy a los dirigentes rusos la "inmediata" liberación de los tripulantes de los tres buques apresados -las lanchas artilladas "Berdiansk" y "Nikopol" y el remolcador "Yani Kapu"- que están siendo interrogados por las fuerzas de seguridad rusas.

La Defensora del Pueblo ruso, Tatiana Moskalkova, informó de que tres de los tripulantes heridos cuando los guardacostas rusos abrieron fuego contra los buques ucranianos han sido hospitalizados.