May hablando en el Parlamento.

May hablando en el Parlamento. Reuters

Europa

May advierte de que o el Parlamento le apoya o habrá "un 'brexit' sin acuerdo"

La primera ministra británica, Theresa May, aseguró este jueves que el Reino Unido tendrá eventualmente un acuerdo comercial con la Unión Europea (UE) "más ambicioso" que ningún otro país y aseguró que la polémica cláusula de seguridad para Irlanda del Norte era inevitable. "La alternativa era el no 'brexit'", dijo May.

La primera ministra rechazó, además, las sugerencias de que debería dimitir. Preguntada por el diputado laborista Mike Gapes por si planea "dar un paso atrás" para dejar que alguien pueda "llevar al país hacia adelante con unidad", la primera ministra respondió con un rotundo: "No".

Aunque May parece estar dispuesta a resistir, la división interna en su Ejecutivo y en el Partido Conservador es tal, que su permanencia en el poder pende de un hilo. El parlamentario de segunda fila Jacob Rees-Mogg, partidario del 'brexit' pero firme opositor del principio de acuerdo, ya ha empezado a moverle la silla a la líder conservadora. Rees-Mogg ha enviado una carta pidiendo una votación de no confianza, una suerte de moción de censura que descabalgaría a May. Serían necesarias 48 peticiones en el mismo sentido para activar este mecanismo.

Theresa May: "Un buen Brexit para el interés nacional es posible"

 

A pesar de la creciente inestabilidad, la primera ministra ha defendido durante horas en el Parlamento las bondades del borrador del brexit.

La premier provocó las risas de los diputados al cantar las virtudes del borrador, del que advirtió que no es el acuerdo final, y afirmar que el texto permitirá que el Reino Unido salga del bloque comunitario "de manera fluida y ordenada" el 29 de marzo de 2019.

May dijo que "hubiera formado parte de cualquier acuerdo" el plan para evitar una frontera entre Irlanda del Norte e Irlanda, el punto más controvertido, puesto que era una exigencia clave de Bruselas. Este protocolo dicta que, en ausencia de un acuerdo comercial bilateral definitivo al término del periodo de transición, el Reino Unido formará una unión aduanera, pero Irlanda del Norte tendrá una equivalencia regulatoria más estricta con la UE, para evitar una frontera con Irlanda.

Los detractores, entre ellos los dos ministros dimisionarios, mantienen que esto amenaza la integridad territorial del Reino Unido.La jefa del Gobierno recordó que, para evitar la aplicación del plan de contingencia para Irlanda del Norte, el Reino Unido tendrá la opción de alargar el periodo de transición, que expira el 31 de diciembre de 2020.         

May admitió que la negociación no ha sido "un proceso agradable" y concedió que ni Londres ni Bruselas están del todo satisfechos con el resultado, si bien recalcó que este es el mejor acuerdo posible. Señaló que el borrador consensuado abre la puerta a que el Reino Unido tenga eventualmente un pacto de libre comercio con la UE "más ambicioso" que el de ningún otro Estado tercero.

"El borrador de la declaración política sienta las bases de un acuerdo que es mejor para nuestro país" que los modelos de Noruega o Canadá, "un acuerdo de libre comercio más ambicioso que el que la UE tiene con ningún otro país", dijo.

"El acuerdo es un fracaso"

El líder de la oposición británica, el laborista Jeremy Corbyn, ha atacado a la primera ministra, diciendo que el Gobierno del Reino Unido es un "caos" y que la primera ministra, Theresa May, no cuenta con el "apoyo" ni de "su gabinete, ni del Parlamento ni del país".

Corbyn se preguntó, desde la Cámara de los Comunes, cómo pretende la "premier" que el Reino Unido confíe en un acuerdo de salida de la Unión Europea que "el propio ministro del 'brexit' -Dominic Raab- que lo ha negociado, no puede apoyar" y que, por ello, ha decidido dimitir.

Corbyn afirmó que el acuerdo es "un fracaso" y que no cumple con la lista de seis requisitos que su partido exigió para apoyarlo, entre los que se incluye que el Reino Unido conservara los mismos beneficios que tenía en el mercado único comunitario y la unión aduanera.

El líder del Partido Laborista reiteró que el Gobierno debe publicar el "asesoramiento legal completo" que ha recibido para formalizar el borrador, tal y como aprobó la Cámara de los Comunes el pasado martes. Asimismo, exigió que la oficina de responsabilidad presupuestaria revise las previsiones económicas del Gobierno.

Tras analizar el documento, de cerca de 600 páginas, el dirigente del principal partido de la oposición aseguró que no se hace mención alguna al período de "implementación".

"El acuerdo dice que la transición podría extenderse hasta '20XX'. ¿Significa eso que podría alargarse hasta 2029?", inquirió, al tiempo que pidió a May confirmar si el Reino Unido será capaz de abandonar el "backstop" de la frontera norirlandesa "unilateralmente".