El líder del Partido Laborista de Reino Unido, Jeremy Corbyn.

El líder del Partido Laborista de Reino Unido, Jeremy Corbyn. REUTERS

Europa Congreso Laborista

Jeremy Corbyn en campaña: sus cinco propuestas para 'rescatar' Reino Unido

Jeremy Corbyn, decidido a forzar un adelanto electoral en el Reino Unido, se dispone a utilizar la plataforma del congreso anual del partido laborista para vender sus promesas electorales. Entre los asistentes, la socióloga británica Naomi Klein y Owen Jones, columnista y referente de la izquierda británica. 

Protestas en Reino Unido para pedir un segundo referéndum sobre el Brexit

El objetivo último de la cúpula del partido es lograr la celebración adelantada de elecciones generales y formar un Gobierno laborista que lleve la voz cantante en las negociaciones del brexit. "Estamos totalmente preparados", ha arengado Corbyn.

El sábado comenzó el congreso del Partido Laborista de Reino Unido y se celebrará hasta el miércoles 26, en Liverpool. Los mismos integrantes del partido han declarado que el manifiesto propuesto en 2018 será el más radical de los últimos años. El evento ha suscitado opiniones muy variadas, ya que las bases del partido han estado debatiendo qué rumbo debe tomar la organización. Para ello, han planteado diferentes medidas, desde su postura sobre el brexit hasta proyectos para combatir el alcoholismo. Podría considerarse que el acto ha sido la presentación del programa electoral de Jeremy Corbyn, debido a su interés en un adelanto electoral ante la debilidad de May.

1. Segundo referéndum del brexit

El tema más llamativo ha sido el del brexit. Todo el congreso ha estado pendiente de la postura, hasta ahora ambigua, del dirigente laborista. Si bien existía una presión ejercida por su propio partido para que apoyase un nuevo referéndum, Corbyn ha apostado por elecciones anticipadas.

Partidarios de la UE fuera de la sede del Congreso del Partido Laborista en Liverpool.

Partidarios de la UE fuera de la sede del Congreso del Partido Laborista en Liverpool. REUTERS

"Nuestra preferencia sería una elección general y luego podemos negociar nuestra futura relación con Europa, pero veamos lo que sale de la conferencia", dijo el líder laborista en un programa de la BBC.

Sin embargo, no ha descartado por completo la idea de una segunda votación si no pueden lograr unas elecciones generales. "Si el Gobierno confía en lograr un acuerdo que beneficie a la gente, a la economía y a las comunidades, no debería tener temor a someterlo al público", sentenció.

El martes será la jornada decisiva. Se llevará a cabo la votación en la que se decidirá la posición del partido.

2. Política económica 

Una de las políticas más radicales anunciadas en este Congreso está relacionada con las medidas económicas. El ministro de Hacienda de la oposición, John McDonnell, ha anunciado que su intención, una vez en el Gobierno, sería obligar a las empresas a ceder un 10% de sus participaciones a los trabajadores.

El ministro de Hacienda del Partido Laborista, John McDonnell.

El ministro de Hacienda del Partido Laborista, John McDonnell. REUTERS

Los empresarios han criticado duramente esta medida, tildándola de "draconiana". Además, han advertido de que sembraría la voz de alarma por todo el mundo, provocando daños en las posibles inversiones.

El plan afectaría a aquellas empresas operativas en Gran Bretaña con más de 250 empleados, públicas o privadas. McDonnell considera que "los empleados ostenten parte de las participaciones, aumenta la productividad de una empresa y fomenta el pensamiento a largo plazo".

3. Modelo educativo

También se ha hablado de educación. Angela Rayner, encargada de este asunto en la oposición, ha anunciado que se comprometen a eliminar el programa de escuelas gratuitas, debido a su ineficiencia. Este concepto no se refiere a las escuelas a las que no hay que abonar ninguna tarifa. Se trata de un tipo de academia, una escuela sin ánimo de lucro, independiente, financiada por el Estado, que es gratuita, pero que no está totalmente controlada por una autoridad local.

Según Rayner, los Tories "han tirado el dinero en una academia y en un programa escolar gratuito que no está mejorando los resultados para los alumnos, incluso cuando las escuelas recortan sus presupuestos año tras año".

Asimismo, ha confirmado que, de llegar al poder, devolverían a las comunidades el poder de decisión que se les había arrebatado: "Nuestras escuelas deben estar a cargo de las personas que mejor los conocen: padres, maestros y locales comunidades".

4. Guerra al alcoholismo

Desde el plano de la Sanidad Pública, el partido laborista se ha propuesta ganar la guerra a la adicción al alcohol. Durante el congreso, han hablado de financiar especialistas en el cuidado de personas con problemas de alcoholismo en hospitales NHS.

El secretario de Sanidad de la oposición, Jonathan Ashworth, promete 13.5 millones de libras para los equipos de apoyo 191 hospitales de distrito tengan al menos tres empleados para ayudar a los pacientes que ingresan por problemas relacionados con las bebidas alcohólicas.

5. Vivienda digna

Los laboristas han hablado de invertir 20 millones de libras en la creación de sindicatos de arrendatarios de forma escalonada. Es decir, dicha cantidad se repartirá en tres años, con el objetivo de ofrecer apoyo a millones de arrendatarios privados en toda Inglaterra. Pretende ayudar de esta forma con los gastos de la puesta en marcha de un sindicato. 

John Healey, secretario de Vivienda de la oposición ha declarado que cree que así se darán unas condiciones más justas en el mercado inmobiliario: "otorgaremos a los inquilinos nuevos derechos para controlar los costos de alquiler, mejorar las condiciones y aumentar la seguridad". Además, han afirmado que han tomado como ejemplo organizaciones similares en Alemania, donde los sindicatos de arrendatarios son comunes.