La ministra de Transición Energética, Teresa Ribera, llegando a Luxemburgo.

La ministra de Transición Energética, Teresa Ribera, llegando a Luxemburgo. Efe

Europa

El Gobierno de Sánchez se estrena en la UE: "España está de vuelta"

Ribera defiende en Luxemburgo más ambición en renovables y que se prohíba el impuesto al sol.

Bruselas

El nuevo Gobierno de Pedro Sánchez se ha estrenado este lunes en la Unión Europea con la participación de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, en el Consejo de Energía de los 28 celebrado en Luxemburgo. El mensaje de Ribera a sus socios comunitarios es doble: España dejará de "arrastrar los pies" en cuestiones medioambientales y pretende asumir un papel mucho más activo en el proceso de construcción europea que durante los Ejecutivos de Mariano Rajoy.

"España está de vuelta, quiere desempeñar un papel activo y quiere compartir con los demás la definición de un interés del bien común europeo que vaya más allá de la microgestión de los intereses particulares de cada cual", ha dicho Ribera a su llegada a la reunión. "El mensaje del Gobierno de Sánchez es que España es europeísta y quiere contribuir en este año tan crítico para Europa de manera positiva a responder los desafíos que tenemos por delante", ha insistido la ministra. 

El Gobierno de Sánchez se estrena en la UE: "España está de vuelta"

A su juicio, el cambio de Gobierno en España ha disparado las "expectativas" entre el resto de socios de la UE y las ONG que participan en el proyecto de integración comunitaria, algo que considera positivo. "Probablemente todo no se puede hacer, pero hay unas líneas básicas, unos principios fundamentales que están cambiando. Es un soplo de aire fresco que entra por la ventana y el compromiso en esa construcción europea de una manera mucho más activa forma parte de las señas de identidad del nuevo Gobierno", ha asegurado Ribera.

Eliminar los obstáculos al autoconsumo energético

La primera actuación del Ejecutivo de Sánchez en la UE ha sido cambiar de posición en materia de energías renovables y ahorro energético. En lugar de alinearse con los países más reticentes del Este o incluso Alemania, Ribera ha sostenido que España tiene que sumarse a las posiciones más ambiciosas que defiende por ejemplo la Eurocámara o Francia. En este sentido, la ministra de Transición Ecológica ha defendido un objetivo de renovables del 35% del consumo energético de aquí a 2030, frente al 27% que habían pactado los Gobiernos. También apuesta por una meta del 35% en materia de eficiencia energética.

Además, Ribera ha reclamado que la UE prohíba a los Gobiernos introducir "cualquier dificultad al autoconsumo por parte de los pequeños productores". Una medida que obligaría a suprimir el denominado 'impuesto al sol' que aprobó el Gobierno de Rajoy. "Dejamos de arrastrar los pies. Cambiamos de posición, España deja de ser un lastre y se alinea con aquellos países que tienen vocación de progreso, vocación de futuro y progresista en este campo", ha asegurado.

Mientras hablaba con la prensa, la ministra se ha cruzado con el comisario de Energía y Cambio Climático, el popular Miguel Arias Cañete, al que ha saludado cálidamente. ¿Se entenderá bien con este nuevo Gobierno socialista?, le han preguntado. "Yo me entiendo bien con todos los Gobiernos de la UE, sin ninguna excepción", ha respondido el comisario, que espera lograr una solución negociada con Ribera a los expedientes que tiene abiertos España en materia de energía.

No es la primera vez que Ribera participa en una reunión de la UE. Ya asistía con frecuencia a este tipo de citas cuando era secretaria de Estado de Medio Ambiente en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.