El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker Francois Walschaerts/Reuters

Europa Moción de censura

La promesa de Sánchez de no cambiar los Presupuestos tranquiliza a la UE

Juncker asegura tener "plena confianza" en el compromiso europeísta del nuevo presidente del Gobierno.

Bruselas

Noticias relacionadas

La Comisión Europea ha pasado página rápidamente a los seis años de Gobierno de Mariano Rajoy. El presidente del Ejecutivo comunitario, el conservador Jean-Claude Juncker, de la misma familia política que Rajoy, se ha apresurado a enviar una carta de felicitación al nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, apenas minutos después de su triunfo en la moción de censura.

A Bruselas no le preocupa de momento la posible inestabilidad del futuro Ejecutivo socialista, al menos en público. El compromiso de Sánchez de mantener sin cambios los Presupuestos de 2018 aprobados por el PP, Ciudadanos y el PNV ha tranquilizado a las instituciones comunitarias, que sí están alarmadas por el aumento de gasto público que propugna el nuevo Gobierno euroescéptico en Italia.

"Tenemos plena confianza en el nuevo Gobierno español y trabajaremos con él. Tomamos nota del compromiso del nuevo presidente, Pedro Sánchez, de no cambiar los Presupuestos, lo que es un punto importante", ha dicho la portavoz del Ejecutivo comunitario, Mina Andreeva. Juncker cree que la preservación de los Presupuestos, que recibieron recientemente un aprobado raspado de Bruselas, garantiza la estabilidad económica en España y frena de momento nuevos desvíos en el objetivo de déficit. 

En su carta a Sánchez, Juncker dice que espera que el nuevo Gobierno español "continuará contribuyendo de forma constructiva a una Unión Europea más fuerte, unida y justa". El presidente de la Comisión expresa su "plena confianza en el compromiso del nuevo Gobierno y del nuevo presidente español con el proyecto europeo, en el que España ha jugado y continuará jugando un papel muy importante". 

Italia preocupa más que España

Juncker le dice además a Sánchez que espera poder reunirse con él lo antes posible. Pero de momento todavía no se ha fijado fecha para un encuentro, según ha explicado su portavoz. En todo caso, la próxima cita europea para el presidente del Gobierno es la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que se celebra a finales de mes, el 28 y 29 de junio.

Allí espera reunirse con Sánchez el presidente del Consejo Europeo, el conservador polaco Donald Tusk, que también le ha enviado este viernes una carta de felicitación. "Su elección llega en un momento difícil para Europa. La unidad europea es ahora más necesaria que nunca. Confío en que usted y su Gobierno jueguen un papel constructivo en la UE", le escribe Tusk.

Durante el debate de la moción de censura, Sánchez se ha esforzado por exhibir credenciales europeístas. No sólo ha asegurado que mantendrá los Presupuestos sino que también respetará el resto de compromisos asumidos por España con la UE. Una maniobra para tratar de desmarcarse claramente de Italia y su nuevo Gobierno euroescéptico de La Liga y el Movimiento Cinco Estrellas.

Que lo que realmente preocupa a la UE es la inestabilidad de Italia y no España ha quedado de manifiesto en el distinto tono de las felicitaciones dirigidas también este viernes al nuevo primer ministro italiano, Giusseppe Conte. Frente a la confianza que tanto Juncker como Tusk manifiestan en Pedro Sánchez, en el caso de Conte el tono es mucho más frío. El presidente del Consejo Europeo le reclama directamente "diálogo respetuoso" y "cooperación leal".

El presidente de la Eurocámara, el italiano Antonio Tajani, ha aprovechado las felicitaciones para invitar al pleno tanto a Sánchez como a Conte con el objetivo de que expongan su visión sobre el futuro de Europa. Tajani había cerrado para la sesión de diciembre la comparecencia de Rajoy, que ya no tendrá lugar.

Especialmente entusiasta con el cambio de Gobierno se ha mostrado el comisario de Asuntos Económicos, el socialista francés Pierre Moscovici, que tuvo numerosos choques con el exministro de Economía, Luis de Guindos, y que será el responsable de enjuiciar la política fiscal de Sánchez. "Tengo ganas de trabajar juntos para avanzar en las reformas económicas progresistas, en una política presupuestaria inteligente", ha escrito en Twitter.

Poner fin a la austeridad

Y es que los que han acogido con euforia el triunfo de Pedro Sánchez en la moción de censura han sido los socialistas europeos, que recuperan el Gobierno de un gran Estado miembro tras haber perdido los de Francia e Italia. El Partido Socialista Europeo (PES) confía en que la llegada al poder de Sánchez ayude a poner fin definitivamente a las políticas de austeridad en la UE. Los socialistas lideran ahora los Gobiernos de Portugal, Malta, Eslovaquia, Rumanía, Suecia y España.

"Celebramos la elección de Pedro Sánchez, un progresista y europeísta sincero, para liderar el nuevo Gobierno en España. Sánchez se alejará de las políticas de austeridad de los últimos años en su país y confiamos en que, junto a nuestra familia política, contribuirá a acabar con la austeridad a nivel europeo también", ha dicho el presidente del PES, el búgaro Sergei Stanishev. 

Por su parte, el jefe de los socialistas en la Eurocámara, el alemán Udo Bullmann, cree que la presencia de Sánchez en el Consejo Europeo ayudará a crear una UE "más fuerte y más social". "El PP no ha resultado ser el buen alumno al que muchos conservadores elogiaban en la UE, especialmente Angela Merkel y Wolfgang Schäuble, sino un partido lleno de corrupción, como los tribunales españoles han demostrado", asegura Bullmann.

La alegría de los socialistas contrasta con la decepción del Partido Popular Europeo, que pierde a uno de los suyos en el Consejo Europeo. Tras la salida de Rajoy, los populares sólo lideran 8 de los 28 Gobiernos de la UE: Alemania, Rumanía, Hungría, Irlanda, Chipre, Bulgaria, Croacia y Austria. Pese a ello, ocupan las presidencias de la Comisión, la Eurocámara y el Consejo Europeo.

"Lamento la salida de Mariano Rajoy del Gobierno de España. Ha sido artífice de las reformas que España necesitaba para salir de la crisis económica. El grupo del PPE espera que el nuevo Gobierno español no desmantele los logros de Rajoy. Sería llevar a España por el camino equivocado", ha dicho el portavoz del grupo, el alemán Manfred Weber, estrecho aliado de la canciller Merkel. El portavoz de Merkel ha sido mucho más comedido y ha tendido la mano a Sánchez para hacer frente a los desafíos que vive Europa.