May se ha reunido con Macron y Merkel durante la cumbre de la UE en Bruselas

May se ha reunido con Macron y Merkel durante la cumbre de la UE en Bruselas François Lenoir/Reuters

Europa Crisis diplomática

La UE cierra filas con May y culpa a Rusia del ataque químico de Salisbury

Varios Estados miembros sopesan seguir el ejemplo de Londres y expulsar a diplomáticos rusos.

Bruselas

Noticias relacionadas

El brexit no ha destruido, al menos de momento, la solidaridad de la UE con Reino Unido. Durante la cumbre que celebran en Bruselas, los líderes europeos han cerrado filas con la primera ministra británica, Theresa May, y han culpado a Rusia del ataque con gas nervioso contra el exespía ruso Sergei Skripal y su hija en la localidad de Salisbury. Varios Estados miembros sopesan seguir el ejemplo de Londres y expulsar a diplomáticos rusos.

Además, la UE llamará a consultas a su embajador en Moscú en otro gesto simbólico de protesta por el ataque químico en Reino Unido. Pero de momento se descartan otro tipo de sanciones contra Rusia.

"El Consejo Europeo coincide con el Gobierno de Reino Unido en que es altamente probable que Rusia sea responsable del ataque de Salisbury y que no hay otra explicación plausible", ha escrito su presidente, Donald Tusk, en su cuenta de Twitter. El apoyo unánime a May ha llegado durante la cena de trabajo de la cumbre este jueves, tras superarse la resistencia de algunos países como Grecia o Hungría, que mostraban dudas sobre la responsabilidad del presidente ruso, Vladimir Putin.

Previamente, May ha mantenido una reunión trilateral con el presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel. Los tres han coincidido en que "no hay ninguna otra explicación plausible salvo que el Estado ruso es responsable" del ataque con gas nervioso. Londres, París y Berlín están además de acuerdo en que "hay que enviar un mensaje europeo fuerte en respuesta a las acciones de Rusia", según ha informado un portavoz del Gobierno británico.

Expulsiones de diplomáticos rusos

"Está claro que la amenaza de Rusia no respeta fronteras y el incidente de Salisbury forma parte de un patrón de agresiones rusas contra Europa y sus vecinos cercanos, desde los Balcanes occidentales hasta Oriente Próximo", ha avisado la primera ministra británica a su llegada a la reunión.

La presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaité, ha sido la primera en anunciar que sopesa expulsar de su país a diplomáticos rusos que podrían estar actuando como espías. "Apoyamos las medidas que Reino Unido ha adoptado y todos nosotros estamos considerando adoptar las mismas medidas. Yo lo estoy haciendo en tanto que presidenta de Lituania", ha asegurado. Letonia, Estonia, Polonia, Francia o incluso Alemania se plantean también seguir los pasos de May, según The Times.

"El uso de armas químicas, incluyendo el uso de sustancias químicas tóxicas en cualquier circunstancia, es completamente inaceptable, debe ser condenado de manera sistemática y rigurosa y constituye una amenaza a la seguridad de todos nosotros. Los Estados miembros se coordinarán en las consecuencias que hay que extraer a la luz de las explicaciones que den las autoridades rusas", apunta el texto de conclusiones aprobado por los líderes europeos.

Hasta ahora, la UE había adoptado un perfil bajo en su respuesta al ataque de Salisbury que se limitaba a mostrar solidaridad con Londres y pedir explicaciones a Moscú. Los 28 están divididos sobre cómo enfocar sus relaciones con Putin y además nadie tiene apetito por emprender una escalada de tensión con Rusia.