El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en una imagen de archivo.

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en una imagen de archivo. Efe

Europa

El Parlamento belga veta la comparecencia de Puigdemont

Los nacionalistas flamencos habían invitado al presidente cesado, pero los socialistas valones, liberales francófonos y los centristas rechazan instrumentalizar la cámara para exaltar el separatismo. 

El Parlamento federal belga rechazó este miércoles la petición del partido nacionalista flamenco NV-A de reservar una sala en sus dependencias el próximo 27 de febrero para organizar una conferencia sobre Cataluña, con la participación del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

"La conferencia no tendrá lugar. No ha habido consenso", informaron a Efe fuentes parlamentarias. La petición tramitada este martes por la NV-A requería una sala entre las 11.30 y las 14.30 hora local (10.30 y 13.30 GMT) del próximo martes, y el objeto de la misma era un coloquio "sobre la situación en Cataluña".

Sin embargo, la invitación no ha sido aprobada porque tanto socialistas valones como liberales francófonos del primer ministro Charles Michel han votado en contra, así como los centristas de la CdH.

El plan de los nacionalistas flamencos

Los oradores programados en la solicitud eran Puigdemont y el diputado de la NV-A Peter Luykx, en nombre del grupo Vlaams Catalaanse Vriendschapsgroep (Grupo de Amistad Flamenco-Catalana) de apoyo al independentismo catalán.

Puigdemont no ha planteado "en absoluto" dar un paso atrás

El líder del grupo socialista en ese hemiciclo, Ahmed Laaouej, declaró a Efe que la NV-A estuvo "aislada" en la reunión en la que se analizó la petición, pues no contó con el apoyo de ningún otro grupo parlamentario.

"No se puede instrumentalizar el Parlamento belga para un acto de propaganda separatista de personas que, además, tienen una orden de detención en su país", sobre todo tratándose de España que es "un país amigo", comentó Laaouej.

El político socialista belga añadió que la NV-A defendió su apoyo a la conferencia de Puigdemont con un discurso "de victimismo" sobre la supuesta falta de democracia en España y recordó que Puigdemont no sólo está perseguido por presuntos delitos de sedición y rebelión, sino también de malversación