Guindos, a su llegada a la audiencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara

Guindos, a su llegada a la audiencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara Horst Wagner/EFE

Europa

Guindos se declara "optimista" sobre el BCE pese al rechazo de la izquierda

Asegura que si gana dejará el ministerio de Economía antes del 22 de marzo, fecha de su nombramiento formal.

Bruselas

El ministro de Economía, Luis de Guindos, se ha sometido este miércoles al primer examen a puerta cerrada ante la Eurocámara en la carrera para la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE). Durante casi una hora, ha defendido sus méritos para hacerse con el cargo y ha respondido a las preguntas de los escasos eurodiputados de la comisión de Asuntos Económicos presentes, ya que es una semana de poca actividad en el Parlamento Europeo.

Guindos se ha declarado "optimista" sobre sus posibilidades de derrotar a su rival, el gobernador del Banco de Irlanda, Philip Lane, al que también ha examinado el Parlamento. Y eso pese a que los grupos políticos de izquierda, encabezados por el PSOE, rechazan su candidatura por el riesgo de politizar el cargo y por lo que consideran mala gestión en el rescate bancario de España. 

"Los apoyos se cuenta con ellos pero no se cuentan. Soy optimista", ha dicho el ministro de Economía cuando se le ha preguntado si tenía ya amarrado un número de votos suficientes para hacerse con la vicepresidencia del BCE. "Yo espero que finalmente el puesto vuelva a ser para España", ha agregado. La elección se producirá en el Eurogrupo del próximo lunes 19 de enero. Guindos es en estos momentos el "superfavorito" para el cargo, según las fuentes consultadas por EL ESPAÑOL. La Eurocámara debe dar su opinión, pero no es vinculante.

De Guindos se somete a las preguntas del Parlamento Europeo

Para apuntalar su candidatura, el ministro de Economía ha esgrimido el giro que ha dado la economía española desde que llegó al cargo en 2012. España estaba entonces "en una situación "complicadísima", al borde del rescate, y "había perdido muchísima reputación en el ámbito europeo". "Ahora la situación es diferente": España crece por encima del 3%, la prima de riesgo está en el entorno de los 70 puntos básicos, hay superávit por cuenta corriente y no existe una burbuja inmobiliaria o de crédito.

"Yo creo que puedo aportar fundamentalmente seis años de experiencia en momentos muy difíciles, un saneamiento sin precedentes de un sistema bancario y mi apoyo incondicional al mandato de Banco Central Europeo", ha dicho Guindos antes de la audiencia. En su comparecencia a puerta cerrada, el ministro se ha comprometido a defender la independencia del BCE pese a su salto desde la política. Y ha dicho que, si gana, dejará el cargo antes de que se formalice su nombramiento en la cumbre del 22 y 23 de marzo.

Sobre la falta de mujeres entre los candidatos a la vicepresidencia, Guindos ha sostenido que "la cuestión de la igualdad de género es importantísima", pero la deja para más tarde. Ha recordado que en los próximos dos años se renuevan otros cinco puestos en el BCE, todos ocupados por hombres, y "hay una oportunidad para avanzar en la igualdad de género e ir hacia la paridad".

El equilibrio de género, línea roja de la Eurocámara

Precisamente, la falta de equilibrio de género entre los candidatos a la presidencia del BCE es el principal argumento de la Eurocámara contra Guindos, pero también contra su rival Lane. "La línea roja para nuestro grupo y para mi partido es que no puede llegar a esta Cámara una lista con sólo candidatos varones", ha dicho el eurodiputado del PSOE Jonás Fernández, uno de los participantes en la audiencia. El Parlamento ya votó por amplia mayoría en 2012 contra la candidatura del luxemburgués Yves Mersch al directorio del BCE por falta de mujeres. "Obviamente esa opción está encima de la mesa", ha dicho Fernández.

El representante del PSOE ha reiterado que su partido no apoya la candidatura del ministro de Economía. "No se puede presentar una candidatura pidiendo apoyo al principal partido de la oposición sin consultarlo, sin estudiar las posibilidades de buscar un perfil eminentemente profesional", se ha quejado Fernández, que ha recordado que Guindos "es además un ministro en ejercicio".

"Es una candidatura muy mal presentada. Tan mal presentada que ni el presidente del Gobierno ha decidido presentarla formalmente", ha dicho. Aunque algunos Gobiernos socialistas como los de Portugal, Eslovaquia o Malta apoyan a Guindos, Fernández ha asegurado que el rechazo al ministro español es unánime entre el grupo socialista europeo en el Parlamento.

El eurodiputado de Iniciativa Per Catalunya-Verds, Ernest Urtasun, ha incidido también en el problema del desequilibrio de género en el BCE. Pero además resalta que la candidatura de Guindos "supone la politización del BCE de la peor manera". Urtasun ha criticado también que el ministro "tiene un balance de gestión del sistema financiero español muy negativo, particularmente la cuestión relacionada con Bankia". Finalmente, se ha quejado del problema de las "puertas giratorias" porque Guindos viene del sector financiero, ya que fue responsable de Lehman Brothers en el momento de su quiebra, un sector que ahora deberá supervisar.

En defensa de la candidatura de Guindos ha salido el eurodiputado del PP Gabriel Mato. "Estoy convencido de que es infinitamente mejor candidato que el irlandés. Es una persona tremendamente preparada y estoy convencido de que es un magnífico candidato a la vicepresidencia del BCE. Sería bueno para España y desde luego un lujo para Europa", ha afirmado Mato.