El cementerio en el que ha sido encontrado muerto el alcalde de Mouscron

El cementerio en el que ha sido encontrado muerto el alcalde de Mouscron Eric Vidal/Reuters

Europa

El alcalde belga degollado en el cementerio por una venganza

El presunto asesino es un joven de 18 años que le culpaba del suicidio de su padre, que fue despedido por el Ayuntamiento.

Juan Sanhermelando Bruselas

Desde hace más de quince años, el alcalde de Mouscron, Alfred Gadenne (71 años), abría y cerraba cada día personalmente la verja de uno de los cementerios de esta localidad belga de 57.000 habitantes, próxima a la frontera con Francia. No le suponía un gran esfuerzo puesto que está a dos pasos de su domicilio. "Lo hago porque me gusta mi cementerio. Aquí está mi familia y conozco a todo el mundo", explicó Gadenne en un reportaje televisivo.

Su asesino conocía este ritual y este lunes 11 de septiembre le esperó dentro del camposanto a la hora del cierre, poco antes de las ocho de la tarde. Tras degollar al alcalde con un cúter, telefoneó él mismo a la policía y aguardó tranquilamente su llegada para ser detenido. En ningún momento intentó huir.

"Esta persona parecía muy calmada al llamar a la policía y esperarles", ha relatado este martes uno de los magistrados responsables de la investigación, Frédéric Bariseau. "Los servicios de policía y primeros auxilios han llegado rápidamente, a las 20:04, pero sólo han podido constatar la muerte del alcalde Alfred Gadenne. Había sido degollado", ha agregado. En la noche del lunes al martes se realizó la autopsia al cadáver.

Firmas en el libro de condolencias por la muerte del alcalde Alfred Gadenne

Firmas en el libro de condolencias por la muerte del alcalde Alfred Gadenne Eric Vidal/Reuters

Un asesinato a sangre fría

El atacante es un joven de 18 años que este martes ha sido interrogado por el juez de instrucción y ha sido acusado formalmente de asesinato. La fiscalía no ha querido confirmar su identidad y también ha eludido especular sobre el posible móvil. Según la prensa belga, el motivo del crimen es la venganza. El joven culpaba al alcalde de la muerte de su padre, que se suicidó en 2015 tras haber sido despedido por el Ayuntamiento.

Flores en la verja del cementerio que abría cada día el alcalde

Flores en la verja del cementerio que abría cada día el alcalde Eric Vidal/Reuters

El padre del supuesto asesino era sargento de bomberos en Mouscron y trabajaba además en la administración local. Fue su propio hijo el que le halló ahorcado el día de San Valentín de 2015. Según los medios belgas, el joven esperó fríamente a ser mayor de edad para ejecutar su venganza con el fin de no implicar a su madre, que trabaja también en el Ayuntamiento y que habría sido civilmente responsable si el asesinato hubiera sido cometido por un menor.

Su abogado de oficio, Olivier Dupont, no ha querido hablar de venganza, sino "de un drama que se desarrollado después de otro drama". No obstante, ha confirmado que todas las informaciones publicadas se acercan a la realidad. El joven será ahora sometido a una evaluación psiquiátrica para determinar si era responsable de sus actos.

La brutal muerte del alcalde de Mouscron ha conmocionado a la clase política belga. Gadenne era primer edil desde diciembre de 2006 y también había ocupado un escaño en el parlamento regional valón. "Todos mis pensamientos van a la familia y a sus seres queridos", ha escrito el primer ministro, Charles Michel, en su cuenta de Twitter.