Merkel lidera Alemania desde 2005.

Merkel lidera Alemania desde 2005. Axel Schmidt Reuters

Europa ELECCIONES ALEMANIA

La estrategia electoral de Merkel: pleno empleo en 2025 y bajada de impuestos

La canciller ha desvelado su programa para la reelección, que desoye la petición de su socio bávaro de limitar la acogida de refugiados.  

Noticias relacionadas

Pleno empleo en 2025 y una jugosa rebaja fiscal. Es la promesa de Angela Merkel al electorado para revalidar como canciller.

La Unión Demócrata Cristina (CDU) y su socio en Baviera, la Unión Social Cristiana (CSU), han presentado este lunes su programa electoral para las elecciones de septiembre, que imagina un país sin paro e impuestos más bajos a la cabeza de la Unión Europea.

Los conservadores se proponen disminuir el desempleo a menos del 3%, reducir los impuestos en 15.000 millones de euros por año, así como ayudas a las familias. “Es un objetivo realista”, ha señalado Merkel en su intervención, según recoge Efe.

Proclamando “seguridad y prosperidad” para todos los alemanes, la dirigente germana defiende aumentar el número de policías en 15.000 efectivos, tras la ola de atentados terroristas que ha sacudido al país y el continente.

En materia exterior, la CDU se opone a que Turquía se convierta en miembro de pleno derecho de la UE y reclama que Alemania y Francia actúen como motor de la Unión. Así, propone la creación de un fondo monetario europeo, si bien el presidente francés prefiere que se cree un presupuesto para la eurozona.

Pese a las presiones de la CSU para poner un límite a la entrada de refugiados, la medida no ha encontrado espacio en las más de 70 páginas de su programa. Merkel sufrió críticas por su decisión de admitir a más de un millón de refugiados tras incidentes de seguridad como la ola de agresiones acaecida en la Nochevieja de 2015 en Colonia. La CSU sí presentará un plan para Baviera sobre refugiados, según ha informado su líder.

Merkel desvela su programa electoral cuando las encuestas le auguran la victoria con un 40% de intención de voto y tras haber retirado la legalización del matrimonio homosexual de la contienda electoral.

El pasado viernes el Parlamento alemán aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo después de que Merkel, que se había opuesto a su legalización, indicara un cambio de parecer y autorizara a sus diputados a votar de acuerdo a su conciencia.

El Partido Social Demócrata de Alemania (SPD), socio menor en el Ejecutivo de la CDU, y otras formaciones habían fijado la aprobación de este tipo de uniones como requisito para la formación de una coalición de gobierno.

El candidato a la Cancillería del SPD, el ex presidente de la Eurocámara Martin Schulz, cercó a los conservadores a principios de año en los sondeos. El bautizado como “efecto Schulz”, sin embargo, parece haber perdido fuerza tras una cadena de derrotas a nivel nacional que incluye la pérdida del bastión socialdemócrata de Renania del Norte-Westfalia.

Este lunes el aspirante del SDP calificaba las propuestas de Merkel de “irreales” y oportunistas. A finales de junio el partido fijó sus propuestas electorales, entre las que destaca un aumento de la carga impositiva a los más pudientes del 42% al 45% a partir de los 76.000 euros.

El SPD promete también proteger las pensiones y promover la justicia social. Por otro lado, los socialdemócratas defienden la UE y quiere que ésta apueste por la mejora de las condiciones laborales.