Europa

Los nacionalistas escoceses reconocen que la propuesta de referéndum les ha pasado factura

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ha asegurado que no es el momento de tomar decisiones pero que "hay que reflexionar sobre los resultados".

Noticias relacionadas

En Escocia, el SNP, el partido nacionalista escocés de la independencia, ha sufrido un fuerte revés electoral que pone en entredicho la posibilidad de realizar un segundo referéndum de independencia como proponía su ministra principal Nicola Sturgeon.


"El asunto del referéndum ha sido sin duda un factor en estos resultados electorales, aunque creo que ha habido otros", ha dicho Sturgeon.

Si en 2015, el SNP ganó 56 de los 59 escaños con los que cuenta Escocia en el Parlamento británico, en estas elecciones se ha quedado con 35.

Incluso el líder del SNP en el Parlamento británico, Angus Robertson, no ha conseguido revalidar su escaño y se ha quedado sin representación en su circunscripción al quedar por detrás del candidato conservador, Douglas Ross.

El candidato nacionalista obtuvo un 38,8% de los votos, un 10,7% menos que las elecciones generales de 2015, mientras que el conservador obtuvo un 47,6%, un 16,5% más, con lo que ganó para su formación un asiento en poder del SNP desde 2001.

Tampoco el que fuera ministro principal de Escocia, Alex Salmond, ha revalidado su asiento en Westminster puesto que ha perdido en su circunscripción de Gordon frente a la conservadora Ruth Davidson, que ha dicho que la idea de un segundo referéndum de independencia está "muerta".

Nicola Sturgeon ya advirtió de madrugada que los resultados para el SNP han sido "decepcionantes" y ha hablado de la "gran pérdida" para el partido que supone el escaño de Moray que ocupaba Angus Robertson, representando al partido en el Parlamento de Westminster.

Pese a todo, Sturgeon asegura que "esta es la segunda mejor elección" para los nacionalistas que han ganado la mayoría de los escaños en Escocia. "No voy a tomar decisiones precipitadas pero debemos reflexionar para saber qué ha fallado esta noche", ha añadido.

La mayoría de los escaños que ha perdido el SNP han ido a parar a manos conservadoras, lo que supone todavía más un revés a su propuesta de segundo referéndum puesto que eran los tories los que más fuertemente se habían opuesto a esta idea.