Donald Tusk atiende a la prensa durante su visita a Estonia

Donald Tusk atiende a la prensa durante su visita a Estonia Unión Europea

Europa

El presidente del Consejo Europeo: Trump es una "amenaza" para la UE como Rusia, China o el yihadismo

Los líderes europeos debatirán cómo responder al presidente de EEUU en la cumbre de Malta el viernes. 

Bruselas

Noticias relacionadas

Se acabaron los buenos deseos, la cautela y el lenguaje diplomático. La relación transatlántica entre la UE y EEUU, uno de los pilares del orden internacional, parece a punto de romperse. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha avisado este martes de que la nueva administración estadounidense de Donald Trump supone una amenaza para la supervivencia de la Unión Europea equiparable a la que plantean Rusia, China o el yihadismo.

"Particularmente, el cambio en Washington pone a la UE en una situación difícil; con una nueva administración que parece cuestionar los últimos 70 años de política exterior americana", afirma Tusk en una carta dirigida a los jefes de Estado y de Gobierno de los 27, es decir, excluyendo a la primera ministra británica, Theresa May, porque aborda los pasos a seguir tras el brexit.

El presidente del Consejo Europeo rompe así con la tibieza con la que los dirigentes de la UE habían reaccionado hasta ahora frente a las iniciativas más polémicas de Trump, como el veto a los inmigrantes de siete países de mayoría musulmana, su apoyo al brexit o sus críticas a la OTAN por "obsoleta". Los líderes comunitarios se habían mostrado conciliadores con el nuevo presidente de EEUU porque confiaban en que abandonaría su retórica combativa y sus promesas más radicales una vez en el poder.

La misiva de Tusk constituye la reacción más contundente de la UE contra Trump. Y resulta especialmente relevante ya que su autor siempre ha destacado por su pragmatismo y la ha escrito después de consultar con los países miembros para preparar la cumbre que se celebra este viernes en Malta. Allí, los jefes de Estado y de Gobierno buscarán una posición común frente a la nueva administración norteamericana. 

"Una China cada vez más asertiva, especialmente en el mar, la política agresiva de Rusia hacia Ucrania y sus vecinos, el terror y la anarquía en Oriente Próximo y África, con el islam radical jugando un papel destacado, así como las preocupantes declaraciones de la nueva administración americana, todo ello hace que nuestro futuro sea muy impredecible", asegura Tusk. 

La UE debe dar un salto "espectacular"

Además de las amenazas exteriores, el presidente del Consejo Europeo alerta del riesgo del auge de movimientos nacionalistas, xenófobos y euroescépticos dentro de la UE y también del creciente pesimismo entre las "élites proeuropeas". A su juicio, la única respuesta posible frente a todos estos peligros es reforzar la unidad entre los Estados miembros.

"Hoy debemos defender muy claramente nuestra dignidad, la dignidad de una Europa unida, independientemente de si hablamos con Rusia, China, Estados Unidos o Turquía", subraya Tusk. "Tenemos que dar pasos asertivos y espectaculares que cambien las emociones colectivas y revivan la aspiración de elevar la integración europea a la siguiente fase", señala.

A su juicio, la UE sólo podrá ser "plenamente independiente" si avanza hacia más unidad. "La desintegración de la UE no conducirá a la restauración de la plena soberanía de los Estados miembros, que tiene algo de mito, sino a una dependencia real y objetiva respecto de las grandes superpotencias: Estados Unidos, Rusia y China", alega el presidente del Consejo Europeo.

Tusk arremete además contra la política proteccionista que pretende desplegar el presidente de EEUU y dice que podría ser una oportunidad para Bruselas. "Debemos aprovechar el cambio en la estrategia comercial de EEUU intensificando nuestras negociaciones con socios interesados, defendiendo al mismo tiempo nuestros intereses. La UE no debe abandonar su papel de superpotencia comercial", dice el presidente del Consejo Europeo.

"No podemos rendirnos ante los que quieren debilitar o invalidar el vínculo transatlántico, sin el que el orden mundial y la paz no pueden sobrevivir. Debemos recordar a nuestros amigos americanos su propio lema: unidos venceremos, divididos caeremos", concluye la misiva.

Críticas en la Eurocámara

La carta de Tusk no menciona directamente en ningún momento el veto migratorio de Trump. Pero esta iniciativa ha provocado una gran alarma en el Parlamento Europeo, que se ha traducido en la convocatoria de un debate de urgencia en pleno para este miércoles. 

"Este tipo de decisiones discriminatorias alimentan los discursos antiinmigrantes y xenófobos, pueden contravenir disposiciones del derecho internacional como la convención de Ginebra y socavan gravemente los actuales esfuerzos internacionales para repartir de forma justa las responsabilidades sobre los refugiados", subraya la Eurocámara. 

La crítica a la política de Trump ha sido incluida en el último minuto en un informe sobre la política de refugiados de la UE redactado por los eurodiputados españoles Elena Valenciano (PSOE) y Agustín Díaz de Mera (PP). Además, la Eurocámara ha decidido invitar al presidente de México, Enrique Peña Nieto, y al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, dos dirigentes que también se han distanciado de las medidas migratorias del nuevo presidente de EEUU.