El aeropuerto internacional de Hong Kong ocupado por los activistas.

El aeropuerto internacional de Hong Kong ocupado por los activistas. Reuters

Asia

Hong Kong cancela los vuelos del lunes por las protestas contra la injerencia de China

Los manifestantes comenzaron el viernes una ocupación del aeropuerto contra el Ejecutivo de Carrie Lam.

La autoridad aeroportuaria de Hong Kong ha anunciado la suspensión de todos los vuelos por la presencia en la terminal de miles de manifestantes, que han trasladado a uno de los aeródromos más transitados de la región las protestas que desde hace dos meses acosan al Gobierno de Carrie Lam.

La medida, aplicable a partir de las 16.00 (hora local), estaría motivada por los "graves" incidentes registrados en las instalaciones, donde los pasajeros han tenido problemas para facturar o para pasar los controles de seguridad, según el diario local 'South China Morning Post'.

Así, sólo se permitirá la salida de los vuelos que hayan completado el proceso de facturación y el aterrizaje de los que ya estén de camino. "Los vuelos restantes han sido cancelados durante lo que queda de día", ha explicado el operador aeroportuario en un comunicado.

La de este lunes es la cuarta jornada de protestas consecutivas en el aeropuerto, principal escenario ahora de una movilización opositora que ha puesto contra las cuerdas al Gobierno hongkonés. Los manifestantes reclaman la retirada definitiva de una ley que autorizaría la extradición de sospechosos a la China continental.

Según la web Hong Kong Free Press, los miles de manifestantes que se congregaron hoy en el aeropuerto lo hicieron para protestar contra el uso de la fuerza por la Policía durante el fin de semana, que dejó enfrentamientos en una estación de metro, donde agentes antidisturbios dispersaron a la multitud con gas lacrimógeno.

Este portal de noticias indica que una persona fue herida en un ojo debido a los ataques de la Policía, lo que hizo que muchos manifestantes cubrieran hoy sus ojos con parches en señal de protesta.

La oficina del Ejecutivo central chino para los asuntos de Hong Kong ha respaldado este lunes por boca de un portavoz, Yang Guang, la respuesta de la Policía a las últimas protestas y ha instado a quienes se preocupen por el futuro de la ciudad a desmarcarse de la violencia, según la agencia Reuters. Hong Kong, ha advertido, está en "un punto de inflexión".

Entre los manifestantes, sin embargo, persiste la imagen de que la Policía ha actuado de forma "ilegal y brutal" en su actividad represiva, como ha recordado uno de los asistentes a la concentración del aeropuerto, Chan, en declaraciones a la agencia DPA.

"Se supone que teníamos que trabajar, pero creemos que esto es más importante. Creo que el Gobierno está llevando a los dos bandos al límite", ha lamentado este manifestantes, que ha evitado dar su identidad completa porque trabaja en el sector financiero.

Parte de quienes se han sumado este lunes a las protestas, como Daniel Tsui, lo han hecho tras ver las imágenes de una manifestante sangrando por el ojo. "Queremos apoyarla, así que hemos venido al aeropuerto para expresarnos sobre la violencia policial", ha explicado Tsui a DPA.