Michael Bloomberg, en una foto de archivo.

Michael Bloomberg, en una foto de archivo. Reuters

EEUU

Bloomberg formaliza los trámites para presentarse a las primarias demócratas en EEUU

Por ahora no ha anunciado oficialmente su candidatura pero presentó ante la Comisión Federal Electoral el papeleo requerido para sumarse a la lista de aspirantes demócratas.

El exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg formalizó este jueves un nuevo trámite con vistas a presentarse a las primarias demócratas para las elecciones presidenciales estadounidenses del próximo año.

Bloomberg, que por ahora no ha anunciado oficialmente su candidatura, presentó ante la Comisión Federal Electoral el papeleo requerido para sumarse a la larga lista de aspirantes demócratas.

Se trata de un paso necesario, pero que no implica que el multimillonario de 77 años haya decidido finalmente si competir o no, según ha dicho a varios medios de comunicación un portavoz.

En las últimas semanas, Bloomberg ya había llevado a cabo gestiones para poder aparecer en las papeletas en varios estados, pero por ahora sigue meditando dar el paso.

Hace unos meses, el exalcalde de Nueva York había descartado presentarse a las primarias, pero ahora lo está considerando seriamente y la pasada semana lanzó una campaña publicitaria en cuatro estados contra el presidente, Donald Trump.

Bloomberg llegaría tarde ya para competir en algunos estados donde ya se han cerrado los plazos y, a priori, partiría con una importante desventaja con respecto a candidatos que llevan ya meses de campaña.

Esa complicación no ha sido obstáculo para el exgobernador del estado de Massachusetts Deval Patrick, que este mes decidió sumarse a la lista de candidatos que ahora mismo parecen encabezar el exvicepresidente Joe Biden, los senadores Elizabeth Warren y Bernie Sanders y el alcalde Pete Buttigieg.

El pasado fin de semana, en otro gesto que parece apuntar a una candidatura, Bloomberg pidió perdón por la polémica práctica policial de parar y cachear a viandantes que se llevó a cabo durante su gestión en Nueva York y que afectó de forma desproporcionada a afroamericanos y latinos, dos grupos clave para los aspirantes demócratas.

De presentarse, el empresario ofrecería una opción más moderada a los votantes demócratas y competiría, a priori, con los candidatos del ala más centrista del partido como Biden y Buttigieg.