EEUU

Un policía de Texas se enfrenta a cargos de asesinato por matar a una mujer negra en su casa

El agente estaba respondiendo a una llamada de un vecino preocupado que advirtió de que la puerta de Jefferson estaba abierta.

Un agente de Policía de Fort Worth, en el estado norteamericano de Texas, ha sido encarcelado este lunes por cargos de asesinato por matar a una mujer negra de 28 años que estaba cuidando de unos niños en su casa, según ha informado el Departamento de Policía.

Atatiana Jefferson fue asesinada este sábado alrededor de las 2.30 (hora local) cuando el agente Aaron Dean disparó por la ventana de su casa mientras cuidaba a su sobrino de ocho años. Dean estaba respondiendo a una llamada de un vecino preocupado que advirtió de que la puerta de Jefferson estaba abierta.

"Aaron Dean fue detenido por la Policía de Fort Worth el 14 de octubre. Dean fue acusado de asesinar a Atatiana Jefferson y se encuentra en la cárcel del condado de Tarrant", ha afirmado la Policía de Fort Worth a través de su cuenta en la red social Twitter.

El Departamento ha señalado que el jefe interino Edwin Kraus hablaría en una rueda de prensa este lunes para informar sobre el arresto. Dean se encuentra detenido bajo una fianza de 200.000 dólares (alrededor de 181.000 euros).

Kraus ha señalado que el único caso en el que un agente debería disparar en una vivienda ocupada era si recibía disparos desde el interior.

La familia de Jefferson pidió este lunes que se llevara a cabo una investigación federal y un juicio rápido contra Dean. Kraus ha indicado que la Policía había presentado el caso a la Oficina Federal de Investigación para revisar las acciones de Dean por posibles violaciones de los derechos civiles.

El vídeo de la cámara que Dean llevaba en su cuerpo, muestra como el agente y su compañero se acercan a la casa de Jefferson con linternas. Cuando Dean mira por la ventana de un dormitorio, de repente grita: "Levanta las manos. Muéstrame las manos", después dispara sin identificarse como un agente de Policía.

Los dos agentes no llamaron a la puerta principal de la vivienda y en su lugar fueron al patio trasero, donde se produjo el disparo, según ha detallado Kraus.