Trump con una bandera LGTB.

Trump con una bandera LGTB. Reuters

EEUU

EEUU presiona a la ONU para eliminar la palabra 'género' de sus documentos

La estrategia es parte e la campaña de Trump para invisibilizar a las personas transgénero.

La misión de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas quiere eliminar la palabra "género" de los documentos de derechos humanos de la ONU, reemplazandola, la mayoría de las veces, por "mujer", como parte de la campaña de la administración Trump para invisibilizar las personas transgénero.

En reuniones recientes del Tercer Comité de la ONU, que se ocupa de los derechos "sociales, humanitarios y culturales", EEUU ha presionado para que se escriban las declaraciones de la asamblea general eliminando lo que la administración considera ser un lenguaje vago y políticamente correcto, que refleja una 'ideología' a la hora de tratar el género como una elección individual en lugar de un hecho biológico inmutable.

Por ejemplo, según cuenta The Guardian, en un borrador de un documento sobre la trata de mujeres y niñas presentado por Alemania y Filipinas a principios de este mes, los Estados Unidos quieren eliminar frases como "violencia de género" que se reemplazaría por "violencia contra las mujeres".

Sin embargo, la posición de EEUU no siempre es coherente. Si bien en varias ocasiones recientes, los diplomáticos de los EEUU han pedido que se elimine la palabra “género”, la misma palabra se ha agregado a un texto al menos una vez por insistencia de los EEUU. Un diplomático europeo, especuló que la inconsistencia podría reflejar una pelea entre diferentes miembros de la misión de los EEUU. Para tener éxito en su campaña, los EEUU tendrán que forjar alianzas inusuales, con Rusia y los estados islámicos conservadores, contra sus socios de Europa occidental.

"Si solo se dice violencia contra las mujeres, realmente no se cuenta toda la historia", dijo un diplomático de alto nivel en la ONU. "No deberíamos alentar a la sociedad a ser regresiva. Y si eso significa un conflicto en el Tercer Comité, lo tendría, porque creo que hay algunas cosas por las que vale la pena pelear".

El mes pasado, el departamento de estado cambió el nombre de una página web para abordar los problemas de las personas transgénero en los pasaportes, de "cambio de designación de género" a "cambio de marcador de sexo", en lo que parece ser una campaña más amplia contra la palabra "género".

"Está claro que la administración está comprometida en una estrategia amplia para invisibilizar las personas transgénero", dijo Mara Keisling, directora ejecutiva del Centro Nacional para la Igualdad de Transgéneros. "Aunque es exasperante que se comporten de una manera tan extrema e inestable en las Naciones Unidas, confiamos en que perderán sus prejuicios antes la ciencia, la razón y la lucha por los derechos humanos".

El New York Times informó el lunes que el gobierno había redactado un documento político para que la definición de género esté restringida a masculino o femenino, y sea inmutable desde el nacimiento, pese a que la Asociación Médica Americana (AMA) dictaminó el año pasado que el género y las identidades sexuales son importantes y no siempre binarias.

Las medidas están destinadas a revertir los cambios a los programas federales realizados por Obama, que hicieron del género una cuestión de elección individual, alejada del sexo designado al nacer.