Donald Trump hace unos días en Nueva York, durante unas pruebas militares.

Donald Trump hace unos días en Nueva York, durante unas pruebas militares. Carlos Barria Reuters

EEUU Medios de comunicación

De 'The New York Times' a la prensa local: 300 periódicos contra Trump

El objetivo es crear un frente común contra los ataques a los periodistas del presidente Donald Trump, que llegó a llamar a la prensa "el enemigo del pueblo estadounidense".

La edición electrónica del New York Times (NYT) ha hecho un avance de su editorial, que en coordinación con 300 periódicos de Estados Unidos (EEUU) busca responder al trato que la administración de Donald Trump da a los periodistas, y ante el cual el NYT apeló a los ciudadanos: "La prensa libre te necesita".

Respondiendo a una llamada de The Boston Globe, cientos de periódicos, desde grandes diarios hasta pequeños semanarios locales, se han unido para recordar a los lectores el valor de la prensa libre de EEUU.

El objetivo es crear un frente común contra los ataques a los periodistas del presidente Donald Trump, que llegó a llamar a la prensa "el enemigo del pueblo estadounidense".

El consejo editorial de The Boston Globe, en un artículo publicado en línea el miércoles, acusó a Trump de llevar a cabo un "ataque sostenido contra la prensa libre".

"La grandeza de Estados Unidos depende del papel de una prensa libre para decir la verdad a los poderosos", dijo la pieza del Globe. "Etiquetar a la prensa 'al enemigo de la gente' es tan antiamericano como peligroso para el pacto cívico que hemos compartido durante más de dos siglos".

Trump, al tratar a los medios en momentos como un partido opositor, ha respondido a informes poco favorecedores como "noticias falsas".

Por ejemplo, en febrero de 2017, el presidente tuiteó que "Los medios de las FAKE NEWS (@nytimes, @NBCNews, @ABC, @CBS, @CNN) no son mis enemigos, ¡son enemigos de los estadounidenses!"

El editorial del Times arranca con una referencia histórica, cuando en 1787, el año en que se adoptó la Constitución de EEUU, Thomas Jefferson escribió a un amigo: "Si tuviera que decidir si debíamos tener un gobierno sin periódicos o periódicos sin un gobierno, no dudaría un momento en preferir lo último."

"Veinte años después, después de soportar la supervisión de la prensa desde el interior de la Casa Blanca, estaba menos seguro de su valor. 'Ahora no se puede creer nada que se vea en un periódico'", escribió Jefferson.

Según el editorial, "en 2018 algunos de los ataques más dañinos provienen de funcionarios del gobierno. Criticar a los medios de comunicación, por minimizar o exagerar las historias, por hacer algo mal, es totalmente correcto. Los periodistas y editores de noticias son humanos y cometen errores. Corregirlos es esencial para nuestro trabajo. Pero insistir en que las verdades que no te gustan son 'noticias falsas' es peligroso para la pureza de la democracia. Y llamar a los periodistas el 'enemigo del pueblo' es peligroso".

En el sitio web conservador Townhall.com, un artículo de opinión de Tom Tradup acusó a los periódicos que participan en la campaña editorial de "confabulación".

"A diferencia de los mastodontes en The Boston Globe, no me atrevo a decirle a nadie qué pensar o qué hacer", escribió Tradup. "Pero en cuanto a mí, y sospecho que a muchos otros, no pondré monedas en ninguna caja de periódico el 16 de agosto".

La publicación de los editoriales sigue una crítica similar a Trump que la de varias figuras públicas. En enero, el senador estadounidense Jeff Flake, un republicano de Arizona, dijo que Trump había abrazado el lenguaje despótico del exdictador soviético Josef Stalin.

El Kansas City Star, en Missouri, donde ganó Trump en las elecciones presidenciales de 2016, en su editorial también comparó los comentarios de Trump sobre los medios con el silenciamiento de Stalin de sus críticos. Y indicó los problemas del término "noticias falsas".

"En todas partes del país, cualquier asunto del que un funcionario no quiera hablar o que un lector no quiera escuchar son ahora 'noticias falsas' ahra", dijo Star en su editorial, que se publicó online el miércoles.