Estados Unidos le declara la guerra a China y pone en riesgo la economía mundial

Estados Unidos le declara la guerra a China y pone en riesgo la economía mundial

EEUU Política

Estados Unidos le declara la guerra a China tras imponer nuevos aranceles

El Gobierno Chino prometió responder con medidas proporcionales para proteger su economía 

El proteccionismo de Donald Trump y su política de "America first" han propiciado una guerra comercial. China ha declarado este viernes que los acuerdos comerciales alcanzados con Estados Unidos quedan invalidados tras una nueva ola de aranceles anunciada por el Gobierno estadounidense. Las autoridades chinas rechazan el "comportamiento miope de Estados Unidos" y  han declarado que implantarán medidas similares. 

La Casa Blanca puso fin a la calma lograda en las últimas semanas tras las negociaciones entre las dos economías más fuertes del mundo al anunciar que impondrá impuestos del 25% a importaciones de "tecnologías industrialmente significativas" que superen la suma de 50.000 millones de dólares.  

Horas después de que el presidente, Donald Trump decidiera implementarlos, el Ministerio de Comercio chino aseguró que, pese a no desear que se produzca una guerra comercial, responderá a EEUU de manera contundente e inmediata. Y  la Embajada de China en Estados Unidos aseguró que habrá represalias porque "como dice el proverbio chino: solo es cortés corresponder". 

Acercamientos entre el presidente Trump y Xi Jinping

Acercamientos entre el presidente Trump y Xi Jinping Reuters

En un encuentro previo en Estados Unidos a comienzos de mayo, los dos Gobiernos acordaron poner "en suspenso" la guerra comercial después de que EEUU cancelara la posible imposición de aranceles; y China se comprometiera a aumentar "significativamente" sus compras de bienes y servicios de Estados Unidos para equilibrar la balanza comercial

Sin embargo, el presidente Trump aseguró entonces no estar satisfecho con el acuerdo alcanzado y este viernes decidió arreglar las cuentas con las nuevas medidas contra lo que considera un robo de propiedad intelectual y tecnológica y otras prácticas comerciales injustas llevadas a cabo por China.

Según un portavoz del Ministerio de Comercio citado por la agencia oficial china Xinhua, "es profundamente lamentable que, sin tener en cuenta el consenso entre las dos partes, Estados Unidos haya iniciado una guerra comercial", apuntó un funcionario, y añadió que "iniciar una guerra comercial no se ajusta a los intereses mundiales de hoy en día".