Trump durante la rueda de prensa tras la cumbre.

Trump durante la rueda de prensa tras la cumbre. Reuters

EEUU

Trump suspenderá las maniobras militares de EEUU en Corea

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha considerado que  EEUU y Corea del Norte están "preparados para empezar un nuevo capítulo en la historia de las dos naciones", tras la cumbre con Kim Jong-un donde se ha firmado un acuerdo en el que Pyongyang se compromete a su desnuclearización a cambio de que Washington garantice su seguridad.

El presidente señaló que Kim le garantizó que Corea del Norte "ya está destruyendo sus principales centros de pruebas nucleares" y que, como consecuencia, "EEUU detendrá sus juegos de guerra, suspendiendo las maniobras militares en Corea". "Hemos hecho estos ejercicios durante mucho tiempo junto a Corea del Sur. Son maniobras muy provocativas y su suspensión es algo que apreciará Corea del Norte", ha dicho.

Trump no se ha comprometido con un plazo para la completa desnuclearización, pero ha insistido en que se "hará lo más rápido posible", añadiendo que "las sanciones se levantarán cuando las armas nucleares hayan desaparecido". 

Sobre los procesos de verificación del acuerdo, Trump aseguró que no se han definido en el documento porque "no hubo tiempo" pero que se establecerán los mecanismos adecuados y que "tendremos procesos de verificación", aunque no precisó cuáles ni de qué manera se llevarán a cabo.

Donald Trump aseguró que Kim Jong-un reconoció haber seguido un camino inadecuado en la era de Clinton pero que considera ahora "tener la confianza que nunca ha tenido en un presidente de EEUU". "Hemos firmado un documento muy comprensivo y creo que va a cumplir con lo que está establecido", ha dicho Trump. Preguntado por las consecuencias que podría sufrir Corea del Norte en caso de incumplimiento, Trump ha dicho no querer hablar del tema porque no quiere "sonar amenazador".

Sobre la violación de los derechos humanos en Corea del Norte, Trump ha destacado que el tema se ha tratado durante la cumbre "aunque no con la profundidad de los demás temas" pero que será un asunto a tener en consideración.  "Creo que es una situación difícil, pero ese no era nuestro principal propósito en la reunión de hoy. Seguiremos hablándolo y creo que sí será posible que cambie algo". 

El presidente de EEUU ha confirmado que ha invitado al líder de Corea del Norte a visitar la Casa Blanca y que el objetivo es "seguir con las negociaciones y ampliar el acuerdo a otros temas que no hemos tenido tiempo de tratar aquí".