Farage visitó a Julian Assange.

Farage visitó a Julian Assange. Eduardo Munoz Reuters

EEUU

El FBI incluye a Farage en la investigación sobre los vínculos de Trump y el Kremlin

El exlíder de UKIP ha captado la atención de las autoridades estadounidenses en el escándalo 'Rusiagate', según 'The Guardian'.   

El líder eurófobo británico Nigel Farage ha caído en el radar del FBI en el ámbito de la investigación sobre los vínculos del equipo de Donald Trump y Rusia, informa el rotativo The Guardian citando fuentes con conocimiento de las pesquisas.

Farage está vinculado con personas relacionadas con la campaña presidencial de Trump y la web de filtraciones WikiLeaks, que difundió emails robados de cuentas del bando demócrata supuestamente en colaboración con Rusia para favorecer al candidato republicano, afirma el diario.

The Guardian aclara que las autoridades no consideran sospechoso al exdirigente de UKIP (Partido de la Independencia de Reino Unido), sino una "persona de interés" que podría aportar información sobre los hechos que se investigan.

El padrino del brexit ha apoyado a voz en alto a Donald Trump y fue el primer político extranjero en reunirse con el republicano tras ganar las elecciones presidenciales de noviembre. También ha expresado su apoyo al presidente ruso, Vladímir Putin.

El pasado marzo se reunió con el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en la embajada de Ecuador en Londres tras haber cenado con Trump.

Asimismo, Farage tiene relación con Steve Bannon, estratega jefe de la Casa Blanca y exejecutivo de la web de ultraderecha Breitbart News, y el asesor político de Trump Roger Stone, que reconoció haber mantenido contacto con el hacker responsable del robo de correos del Partido Demócrata estadounidense.

Farage ha negado haber colaborado con Rusia, pero no ha aclarado si tenía conocimiento de su inclusión en la investigación del FBI.