EE

América

Un niño de 10 años asesina a su madre por no comprarle unos cascos de realidad virtual

El joven de Wisconsin, que padece problemas de salud mental, se podría enfrentar ahora a un juicio en un tribunal de adultos. 

2 diciembre, 2022 19:16

Tragedia en Milwaukee (Estados Unidos). Un niño de tan solo 10 años de edad, que supuestamente padece problemas de salud mental, ha matado a su madre tras encañonarla y, posteriormente, dispararla con una pistola tras negarse la víctima a comprarle unos cascos de realidad virtual. Los hechos, que se produjeron el pasado 21 de noviembre y que desde un primer momento fueron investigados como un accidente doméstico, se han esclarecido a raíz de una segunda entrevista del joven con la Policía a petición de la familia de este.

Según han podido saber los medios locales, en el entorno cercano a la familia había crecido, de un tiempo a esta parte, la preocupación por el estado de salud mental del menor, quien había dado muestra de extraños comportamientos estos últimos meses. "A lo largo de su vida ha tenido problemas de ira. Hace seis meses, el niño llenó un globo con líquido inflamable y le prendió fuego a la casa", relatan los familiares de la víctima.

Se desconoce la razón por la que el niño de 10 años tuvo acceso a la llave de seguridad que abría el armario donde se encontraba la pistola. Según la primera versión que ofreció el infante, este bajó al sótano donde se encontraba su madre y, en este momento, al realizar giros con el arma alrededor de su dedo, esta se disparó. Fue su hermana, de 26 años, quien llamó a la Policía para que esta se personase en el domicilio.

[Un niño de 8 años mata a una bebé y hiere a otra con el arma de su padre en Florida (Estados Unidos)]

[El Congreso de Estados Unidos aprueba un proyecto de ley para controlar el uso de las armas]

En caso de delitos tipificados como graves, el estado de Wisconsin tiene la potestad para juzgar a los niños de más de 10 años en tribunales de "mayores". En este sentido, el homicidio intencional o imprudente en primer grado, acusaciones a las que ahora se podría enfrentar, están enmarcados en dicha categoría. Sus abogados pueden ahora solicitar que este sea juzgado en un tribunal de menores, aunque para que esta petición fructifere deben probar que el niño no puede recibir un trato adecuado en el sistema de adultos. Las penas en el caso del juzgado de menores son mucho más laxas e incluyen programas de rehabilitación y servicios.

Existen precedentes de niños de muy temprana edad juzgados en un tribunal de adultos. En 2018, una niña de 10 años de edad mató a patadas a un bebé de seis meses y el tribunal estimó que debía ser juzgada, en primera instancia, por esta vía. Finalmente, el caso fue trasladado a un juzgado de menores.