Alex Cifuentes, declarando en el juicio contra el Chapo.

Alex Cifuentes, declarando en el juicio contra el Chapo. Reuters

América

Un testigo asegura que el Chapo pagó 100 millones al expresidente mexicano Peña Nieto

Alex Cifuentes dice que entregó esa cantidad a Peña Nieto a través de un intermediario, que identificó como "comadre María".

El exsecretario de Joaquín "el Chapo" Guzmán ha asegurado que el narcotraficante pagó al expresidente de México Enrique Peña Nieto 100 millones de dólares en sobornos.

De acuerdo con el colombiano Alex Cifuentes, de 51 años, que trabajó para el Chapo entre 2007 y 2013, Guzmán Loera entregó esa cantidad a Peña Nieto a través de un intermediario, que identificó como "comadre María", señalan medios locales.

El testigo apuntó además durante su tercer día de testimonio en el juicio por narcotráfico contra el Chapo que el pago habría ocurrido en octubre del 2012, dos meses antes de que jurara su cargo como presidente, aunque luego dijo no acordarse de la fecha exacta.

Detalló asimismo que fue Peña Nieto el que contactó con Guzmán Loera en 2012, tras su elección, y que le habría pedido 250.000 dólares a cambio de suspender la búsqueda nacional del capo, a lo que el Chapo contestó con una contraoferta de 100 millones de dólares.

Cifuentes concretó sin embargo que no fue testigo de ese alegado soborno, sino que fue el propio capo de la droga el que le contó los detalles de la supuesta operación.

El portavoz de Peña Nieto, Eduardo Sánchez, ya negó el pasado noviembre que el antiguo mandatario hubiera aceptado sobornos por parte del presunto líder del cártel de Sinaloa, después de que la defensa del Chapo hubiera lanzado dicha acusación durante el inicio del juicio.

"¿El señor Guzmán pagó un soborno de 100 millones de dólares al presidente Peña Nieto?", preguntó hoy el abogado Jeffrey Lichtman al testigo del Gobierno de EE.UU., que se limitó a dar un "sí" como respuesta, según la prensa local.

Cifuentes, arrestado en 2013 en México y extraditado en 2016 a EE.UU., había hablado de este tema con las autoridades estadounidenses cuando comenzó a cooperar con el Gobierno, lo que está contenido en tres declaraciones juradas.

Durante el inicio del juicio contra Guzmán Loera, el pasado 14 de noviembre, Lichtman ya acusó a Peña Nieto y al anterior mandatario mexicano, Felipe Calderón (2006-2012), de recibir "sobornos" del narcotraficante Ismael "Mayo" Zambada García, socio del Chapo. Un extremo que ambos negaron.

Tras aquella declaración el abogado defensor fue amonestado por el juez del caso, Brian Cogan, que le recriminó haber lanzado acusaciones sin pruebas.

Cogan también prohibió durante el interrogatorio de Jesús "Rey" Zambada, hermano del Mayo, que se le cuestionara sobre los supuestos pagos a los exmandatarios.

Durante el proceso han salido a relucir acusaciones de sobornos pagados por el cartel de Sinaloa a políticos, policías y funcionarios del Gobierno de México, Colombia y Ecuador.

Guzmán, extraditado en enero de 2016 a EE.UU y en máxima seguridad desde entonces, se ha declarado no culpable de once cargos de narcotráfico, entre ellos mantener una empresa criminal continua, portar armas y blanqueo de dinero, por lo que podría ser sentenciado a cadena perpetua.