El consejero de la Casa Blanca McGahn escucha a Donald Trump, en una reunión de la Casa Blanca.

El consejero de la Casa Blanca McGahn escucha a Donald Trump, en una reunión de la Casa Blanca. REUTERS

América

Dimite un abogado de Trump que colaboró en la investigación del 'Rusiagate'

  • La tensión entre ambos ha ido creciendo debido a la investigación de la intromisión rusa en las elecciones de 2016.
  • Trump todavía no se ha decidido por un sustituto para McGahn, pero apuntan a que podría ser Emmett Flood, un veterano abogado de Washington.

El abogado de la Casa Blanca, Don McGahn, cuyo servicio al presidente Donald Trump ha estado marcado por tensiones relacionadas con la investigación de la interferencia electoral rusa de 2016, dejará el cargo en las próximas semanas.

La relación entre Trump y McGahn, que fue el abogado principal de la carrera presidencial de Trump, se ha ido distanciando por las presiones de la investigación del abogado sobre las elecciones de 2016 y el papel de Rusia en ellas. McGahn, uno de los primeros nombramientos de Trump en la Casa Blanca, cooperó voluntariamente con el asesor especial Robert Mueller y su equipo, responsable de una "caza de brujas" según Trump.

"El abogado de la Casa Blanca, Don McGahn, dejará su cargo en el otoño, poco después de la confirmación del juez Brett Kavanaugh (esperemos) ante la Corte Suprema de los Estados Unidos", ha publicado el presidente Trump en Twitter. "¡He trabajado con Don durante mucho tiempo y realmente aprecio su servicio!"

La partida de McGahn era esperada. Será el último tras un gran número de altos cargos de la Casa Blanca que dejarán el lado de Trump, en lo que ha sido un nivel de rotación de personal sin precedentes.

Trump no se ha decidido por un sustituto para McGahn, ha explicado la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders. Hubo especulaciones de que el trabajo sería para Emmett Flood, un veterano abogado de Washington que se unió a la Casa Blanca en mayo para ayudar con la investigación de Rusia, pero Sanders dijo que no le habían ofrecido el puesto.

"A la gente le gusta (Flood). Es muy respetado en todo el edificio, pero no hay un plan establecido en este momento", ha dicho Sanders.