Óscar Pérez, responsable del ataque a Interior y el Tribunal Supremo en Caracas, con cuatro compañeros.

Óscar Pérez, responsable del ataque a Interior y el Tribunal Supremo en Caracas, con cuatro compañeros.

América

Venezuela confirma la muerte del 'piloto rebelde' que intentó un golpe de Estado

Óscar Pérez fue una de las ocho víctimas de una operación de la policía chavista para desarticular su "comando", según ha confirmado el Gobierno venezolano. 

El ministro del Interior de Venezuela, Néstor Reverol, ha confirmado este martes la muerte del inspector de la policía científica (CICPC) alzado contra el Gobierno chavista, Óscar Pérez, durante la operación para capturarlo lanzada el lunes por las fuerzas de seguridad, en la que murieron otras 8 personas.

Según el ministro, informaciones ofrecidas por dirigentes de la oposición que participan en las negociaciones con el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, permitieron localizar a Pérez en la casa del popular barrio caraqueño de El Junquito donde fue abatido.

Pérez estaba en la clandestinidad desde el pasado junio, cuando atacó con granadas desde un helicóptero del CICPC dos edificios oficiales en Caracas. Nicolás Maduro calificó este incidente como un intento de golpe de Estado para derrocarle

Pérez era un agente con un amplio entrenamiento: forma parte de la Brigada de Acciones Especiales. Varios vídeos compartidos en su cuenta de Instagram muestran las acciones en las que ha participado portando armas de gran calibre.

No es la primera vez que Pérez, un 'hombre de acción', se cuela en las pantallas de los venezolanos. El agente obtuvo gran popularidad en el país latinoamericano al participar como actor en Muerte suspendida, una película de 2015 que trata sobre un secuestro y cómo policías de élite rescatan a la víctima.

Durante la promoción de la cinta, inspirada en sus actividades como agente del orden, Pérez concedió una entrevista al diario Panorama: "Soy piloto de helicóptero, buzo de combate y paracaidista libreTambién soy padre, compañero y actor (…). Soy un hombre que sale a la calle sin saber si va a volver a la casa porque la muerte forma parte de la evolución".