Ataque ruso en un centro comercial de Kremenchuk

Ataque ruso en un centro comercial de Kremenchuk Reuters

Mundo

Putin ataca un centro comercial tras anunciar la OTAN que pondrá 300.000 soldados en su frontera

El secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, ha anunciado que se ampliarán las tropas de intervención rápida en el este. 

28 junio, 2022 03:01

El futuro de Occidente se disputa hoy en Madrid; el presente, en Ucrania. Mientras la OTAN define su posición sobre la seguridad de los próximos años en una cumbre que reunirá a más de 40 líderes mundiales en la capital española hasta el 30 de junio, las bombas siguen cayendo en el este de Europa. Lo hacen, además, con mayor intensidad. Porque donde Putin ve una amenaza suele haber una respuesta.

Este lunes, dos misiles rusos impactaban en un centro comercial de la localidad de Kremenchuk, en el centro de Ucrania, donde se encontraban más de 1.000 civiles. Al menos 18 personas han fallecido y más de 40 han resultado heridas —según las autoridades ucranianas, que siguen buscando supervivientes bajo los escombros— en un ataque que se ha producido en una zona alejada de posibles objetivos militares, de acuerdo con el gobernador de la región, Dmytro Lunin.

No es la primera vez que esta ciudad, que contaba con 217.000 habitantes antes de la invasión, sufre un ataque por parte de las fuerzas rusas. Sin embargo, siempre habían ido dirigidos a la refinería de petróleo de la región, una de las más grandes del país. Ahora parece que el Ejército del Kremlin no ha buscado destruir infraestructuras claves, sino atestar un duro golpe sobre la población civil. "Es un acto de terrorismo contra civiles", denunciaba Lunin.

Ataque ruso al centro comercial de Kremenchuk. Foto: Reuters

Es sobre todo una advertencia a la Alianza Atlántica que, pocas horas antes del bombardeo, anunciaba un refuerzo militar sin precedentes en los países del este. Actualmente, la organización tiene desplegadas en Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Eslovaquia, Hungría, Rumanía y Bulgaria cerca de 40.000 tropas de respuesta rápida. Una cifra que los líderes de la OTAN planean ampliar a "más de 300.000" tras la cumbre, según ha anunciado el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa. 

Esto supone crear un potente ejército con alta disponibilidad a las puertas de Rusia. Porque puede que la OTAN no esté en guerra, pero ante la imprevisibilidad del Kremlin, cualquier anticipación parece poca.

Se ampliarán los batallones a nivel de brigada en algunos de los países de la Alianza

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza deberán acordar las condiciones de este movimiento durante la cumbre, según ha recordado Stoltenberg. Sin embargo, todo apunta a que se prepararán más equipos y suministros militares, y se desplegarán más capacidades (aéreas, terrestres y marítimas) para defender a los aliados.

[La ‘batalla’ del Báltico: la OTAN y Rusia se tantean con el movimiento de más de 100 buques de guerra]

En concreto, en algunos países se prevé ampliar algunos de los batallones (unidades militares formados por más o menos 1.000 soldados) a nivel de brigada, que implican de 3.000 a 5.000 efectivos. Estas iniciativas suponen "la mayor revisión de nuestra disuasión y defensa colectiva desde la Guerra Fría", señaló el ex primer ministro noruego, ahora al mando de la organización.

Nuevo concepto estratégico

La guerra en Ucrania ha roto los esquemas geoestratégicos asumidos desde hace décadas por la comunidad internacional. Por eso, la cumbre de la OTAN de Madrid servirá para diseñar un nuevo Concepto Estratégico que sustituya al anterior. Pactado en la Cumbre de Lisboa en 2010, este se aprobó en un contexto de seguridad muy distinto al actual.

[Por qué Putin no intimida ya a la OTAN: 100 días que acabaron con el mito de la máquina militar rusa]

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg , habla durante una conferencia de prensa antes de la cumbre de la OTAN que tendrá lugar en Madrid, en la sede de la Alianza en Bruselas, 27 de junio de 2022.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg , habla durante una conferencia de prensa antes de la cumbre de la OTAN que tendrá lugar en Madrid, en la sede de la Alianza en Bruselas, 27 de junio de 2022. Reuters

Rusia, por ejemplo, aparece en el documento en vigor como un "socio estratégico" de los aliados. Una percepción que comenzó a cambiar tras la anexión ilegal de Crimea en 2014 y que ha acabado por revertirse tras la invasión.

El objetivo de la cumbre de Madrid es que la nueva hoja de ruta "deje claro que Rusia se considera como la amenaza más importante y directa para nuestra seguridad, ya que ha escogido el enfrentamiento frente al diálogo", según ha señalado Stoltenberg.

Rusia quedará definida como la mayor amenaza para los países miembros de la Alianza, pero no como la única.  Previsiblemente, el nuevo Concepto Estratégico también incluirá a China por primera vez, además de desafíos ya presentes, como el terrorismo, los ciberataques o las guerras híbridas. 

Guerra Rusia -Ucrania