Nancy Pelosi en la COP25 de Madrid

Nancy Pelosi en la COP25 de Madrid

Mundo

El día de Pelosi: cómo plantar cara al negacionismo de Trump en la Cumbre de Madrid

La presidenta de la Cámara de Representantes emerge como la cara visible de la lucha contra el cambio climático en Estados Unidos. 

Es el turno de Nancy Pelosi. Después de que Trump haya borrado a Estados Unidos del Acuerdo de París, culminando su discurso negacionista sobre el cambio climático, la demócrata y presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, emerge como la cara visible de la lucha contra el cambio climático en Estados Unidos. Y se presenta como la líder alternativa ante los desmanes de Trump. 

Pelosi ha acudido a la Cumbre del Clima en Madrid junto a una delegación de 14 diputados demócratas para demostrar que, pese a las actitudes de Trump, EEUU sigue comprometido con la lucha contra el cambio climático. “Esto es una misión, es una pasión, es un hecho basado en datos científicos, y estamos aquí para deciros a todos, en representación de la Cámara de Representantes, que nosotros seguimos en la lucha”, ha dicho Pelosi.

"De parte del Congreso estadounidense, expreso mi gratitud al Gobierno de España por acoger esta reunión crucial, y por elevar la prioridad de la crisis climática a lo más alto de la conversación internacional", agregó la presidenta de la Cámara Baja.

El movimiento de Pelosi, se encuadra en una estrategia de arrinconar a Trump, marcar distancias con su política internacional y dejar al presidente en evidencia en un momento en el que Donald Trump se encuentra debilitado y envuelto en un proceso de impeachment en EEUU.

Alternativa de liderazgo

De hecho, el líder estadounidense debería presentarse este miércoles ante una nueva vista por el proceso de destitución, pero ha anunciado que no sólo no acudirá, sino que tampoco irá nadie en su representación, argumentando que no confía en un “proceso justo”.

Pelosi se presenta esta semana ante los líderes mundiales como la alternativa al liderazgo de Trump. Aunque ella no entrará en la pugna por la candidatura demócrata a la presidencia, este puede ser un empujón necesario para fortalecer a los suyos a nivel internacional, en el camino hacia los comicios de 2020.

Con 17 aspirantes, las primarias del partido demócrata para elegir al adversario de Trump en 2020 son de las más competitivas e inciertas en la historia reciente de EEUU. Al principio, Joe Biden y Bernie Sanders concentraban todas las miradas pero, poco a poco, los demás candidatos han ido cogiendo protagonismo. Kamala Harris, Elizabeth Warren, Pete Buttigieg y el último en presentarse, Michael Bloomberg, prometen no dar tregua.

Pelosi encabeza la ofensiva contra Trump, desde que los demócratas se hicieron con el control de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, tras las elecciones de 2018. Mantuvo un pulso con el presidente que dejó el Gobierno cerrado durante 35 días, tras negarse a llegar a cualquier acuerdo que pudiera financiar el muro de Trump en la frontera con México. Trump tuvo que recular.

Ahora, Pelosi planta cara de nuevo a Trump y a sus políticas, presentándose en Madrid con un cortejo de legisladores demócratas, en alternativa a la modesta delegación enviada por Trump.