Un niño camina entre edificios destruidos en el barrio de al-Kalaseh, en la zona de Alepo bajo control rebelde.

Un niño camina entre edificios destruidos en el barrio de al-Kalaseh, en la zona de Alepo bajo control rebelde. Reuters

Mundo GUERRA DE SIRIA

'The New York Times' prueba que Rusia atacó cuatro hospitales sirios en menos de 12 horas

El diario estadounidense ha publicado pruebas de varios ataques llevados a cabo en mayo y que están siendo investigados por la ONU. 

En los más de ocho años que han pasado desde que comenzase la guerra de Siria, Rusia ha sido acusada de apoyar a Bachar al Asad y atacar de forma sistemática diferentes puntos del país controlados por los rebeldes, algo que Moscú siempre ha negado. Este domingo The New York Times ha publicado una investigación que demostraría que en mayo el Ejército ruso bombardeó en 12 horas, al menos, cuatro hospitales

El reportaje del diario estadounidense se basa en análisis de grabaciones de radio inéditas de la Fuerza Aérea rusa (y publicadas en parte con el reportaje), registros de observadores de aviones, que verificaron el tiempo de cada ataque y confirmaron que se trataba de aviones rusos, y relatos de testimonios de testigos que no habían publicado anteriormente.  

Según el Times, el periodo de 12 horas que comienza el 5 de mayo representa una pequeña parte de la guerra aérea en Siria que "es un microcosmos de la intervención militar de cuatro años de Rusia en la guerra civil de Siria". La ONG, Physicians for Human Rights, que rastrea los ataques contra trabajadores médicos en Siria, ha documentado al menos 583 de estos ataques desde 2011, 266 de ellos desde que Rusia intervino en septiembre de 2015. 

"Los registros de observadores del 5 y 6 de mayo pusieron a los pilotos rusos por encima de cada hospital en el momento en que fueron bombardeados, y las grabaciones de audio de la Fuerza Aérea de ese día muestran a los pilotos rusos confirmando cada bombardeo", se explica. A todo ello se sumaría los vídeos obtenidos de testigos y verificados por The Times que confirmaron tres de los ataques.

Preguntados por estos ataques, el gobierno ruso no respondió directamente. Sin embargo, un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores señaló en declaraciones pasadas que la Fuerza Aérea Rusa realiza ataques de precisión solo en "objetivos investigados con precisión".

Los cuatro hospitales figuraban en una lista facilitada a los distintos bandos precisamente para evitar ser atacados pero los trabajadores sanitarios sirios dijeron que creían que dicha lista, emitida por Naciones Unidas, en realidad se convirtió en un menú objetivo para las fuerzas aéreas rusas y sirias.

En este sentido, el pasado agosto la ONU anunció la apertura de una investigación después de que varios centros médicos incluidos en ese listado fuesen atacados, aunque no se espera que las pesquisas determinan jurídicamente la responsabilidad por esos ataques.

El primer ataque

El primer bombardeado fue el Hospital Quirúrgico Nabad al Hayat, un importante centro de trauma situado en Idlib. En una de las transmisiones de la Fuerza Aérea Rusa obtenida por The Times, emitida el 5 de mayo a las 2:32 pm, se puede escuchar a un piloto recibiendo las coordenadas exactas del hospital. A las 2:38 pm, el piloto informa que puede ver el objetivo y tiene el código de "corrección" para bloquear el objetivo en una pantalla en su cabina. El control de tierra responde con luz verde al ataque, diciendo: "Tres sietes".

En el mismo momento, un observador de vuelo en el suelo registra un jet ruso que circula en la zona. A las 2:40 pm, al mismo tiempo que la organización benéfica dijo que Nabad al Hayat fue atacado, el piloto confirma la liberación de sus armas y dice: "Funcionó".

El personal de Nabad al Hayat, un hospital que había sido atacado otras tres veces desde su apertura en 2013 y que se había trasladado a un complejo subterráneo en tierras agrícolas, con la esperanza de protegerse de los ataques aéreos, había evacuado tres días antes ya que habían recibido advertencias de un posible ataque.

Segundo ataque

No obstante, el Hospital Quirúrgico Kafr Nabl, no tuvo tanta suerte. Un médico que trabajaba allí dijo que el hospital fue bombardeado cuatro veces y a partir de las 5:30 pm comenzaron a usar bombonas de oxígeno para poder respirar a pesar del polvo.

Un observador registró un avión ruso que circulaba en círculos arriba en el momento del ataque, y en otra transmisión de la Fuerza Aérea Rusa, un piloto informa que ha "trabajado" su objetivo a las 5:30 pm, hora del ataque. Luego informa de tres ataques más, cada uno con una diferencia de cinco minutos, que coinciden con la cronología del médico.

Otros dos ataques en 12 horas

Los pilotos rusos bombardearon otros dos hospitales en el mismo lapso de 12 horas: el Hospital Kafr Zita Cave y el Hospital Ortopédico Al Amal . En ambos casos, los observadores registraron aviones rusos en los cielos en el momento del ataque, y se puede escuchar a los pilotos en transmisiones de radio "trabajando" sus objetivos en el momento en que se registraron los ataques.

Desde el 5 de mayo, al menos dos docenas de hospitales y clínicas en el noroeste controlado por los rebeldes han sido atacadas. Los trabajadores médicos sirios afirmaron que esperan que continúen los bombardeos en los hospitales, dada la incapacidad de las Naciones Unidas y otros países para encontrar una manera de hacer que Rusia rinda cuentas.

"El argumento de los rusos o del régimen siempre es que los hospitales están dirigidos por terroristas", dijo la enfermera jefe de Nabad al Hayat, que pidió permanecer en el anonimato porque miedo a las represalias. "¿Es realmente posible que todas las personas sean terroristas?", concluyó.