Vecinos de Ostritz cargan toda la cerveza.

Vecinos de Ostritz cargan toda la cerveza. Daniel Schäfer

Mundo

Un pueblo alemán se rebela: compran toda la cerveza para boicotear un festival neonazi

Unas 500 personas se reunieron para celebrar el cumpleaños de Hitler, y los vecinos les boicotean acabando con todas las reservas de cerveza.

La ciudad de Ostritz (Alemania) se quedó el pasado fin de semana sin reservas de cerveza. A los supermercados ya no les quedaban reservas de bebida: los vecinos de la localidad la compraron toda.

El motivo, protestar por la celebración de un festival neonazi en la ciudad. Y es que la Policía había prohibido la venta de bebidas alcohólicas en el Festival Schild und Schwert (Escudo y Espada), por lo que la única manera de acceder a estas bebidas eran los supermercados locales.

El nombre del festival podría ser un juego de palabras con una mención a una de las partes fundamentales del régimen nazi liderado por Hitler: las SS (Schild und Schwert), la Policía del régimen.

Pero cuando los asistentes acudieron, entre 500 y 600 personas, ya no quedaba ni una. Los vecinos se hicieron con más de cien cajas de cerveza de los supermercados. Además la Policía confiscó, entre el viernes y el sábado, 4.400 litros de cerveza a los asistentes. 

Trescientas personas marcharon por las calles de Ostrizt para protestar por esta celebración neonazi. La localidad, de 2.400 habitantes, vive cada año la celebración del cumpleaños de Adolf Hitler.