El español, Jorge V. L.

El español, Jorge V. L.

Mundo

Tailandia pide sobreseer el juicio del español acusado de violación tras un acuerdo entre las partes

El español Jorge V. L. fue acusado de violar a una mujer en Bangkok, pero ambas personas han llegado a un acuerdo que le librará de los cargos.

La Fiscalía de Tailandia ha pedido este viernes el sobreseimiento del caso contra un español imputado por violación, después de que ambas partes llegaran a un acuerdo para la retirada de la denuncia, indicaron fuentes de la defensa.

La Fiscalía entregó la petición al Tribunal Penal del Sur de Bangkok, que se pronunciará al respecto el próximo 17 de junio, confirmó a EFE el abogado Patiphat Kongsub, representante legal del ciudadano español.

El letrado señaló que las partes pactaron no revelar el contenido del acuerdo ni detalles del incidente.

El español, de 30 años identificado como Jorge V. L., se declaró inocente por una acusación de violación, delito castigado con entre 4 y 20 años de prisión, durante la lectura formal de cargos el pasado 23 de mayo ante un juez.

El magistrado accedió entonces, a petición del letrado defensor, a programar una vista de mediación entre ambas partes para tratar de dirimir de manera privada la acusación antes de proseguir con el juicio.

Durante la reunión, la presunta víctima y el acusado alcanzaron un mutuo acuerdo que fue rubricado este jueves. Como consecuencia de la retirada de la denuncia, el fiscal pidió hoy al tribunal que el auto quede sobreseído.

"Mi cliente espera quedar libre y limpio de antecedentes penales", remarcó el abogado del español al criticar el desempeño de la Policía durante la investigación previa al proceso judicial.

Las autoridades tailandesas anunciaron el 18 de febrero la detención de un español tras la denuncia presentada por una tailandesa quien aseguró ante la Policía que el acusado la esposó antes de abusar sexualmente de ella en un apartamento de la capital. 

La presunta víctima declaró ante las autoridades que conoció al español la noche de 15 de febrero en un local de ocio nocturno en el área de Thong Lor y más tarde lo llevó en su coche a un apartamento junto a otra persona, que después se marchó. Fuentes cercanas a la investigación apuntaron a EFE que el informe médico forense no señala evidencias de desgarro vaginal.

La tailandesa afirmó ante las autoridades que tras usar el baño, el acusado la inmovilizó con unas esposas y la agredió sexualmente, por lo que presentó una denuncia al día siguiente.

El español, un especialista en mercadotecnia en Internet que viaja asiduamente a Tailandia, proclamó su inocencia y sostuvo que la denuncia es un montaje.