Al menos ocho muertos por una ataque contra puestos de control en el Sinaí (Egipto)

Al menos ocho muertos por una ataque contra puestos de control en el Sinaí (Egipto)

Mundo

Al menos 14 muertos por una ataque contra puestos de control en el Sinaí (Egipto)

Entre los fallecidos se encentran al menos ocho miembros de las fuerzas de seguridad, incluido un oficial, y al menos un civil. 

Al menos 14 personas han muerto por una serie de ataques de milicianos contra varios puestos de control en la zona norte de la península del Sinaí, en Egipto, según un balance preliminar de fuentes médicas y de los servicios de seguridad. 

Las fuentes consultadas por la agencia Reuters han asegurado que entre los fallecidos figuran cinco miembros de las fuerzas de seguridad, incluido un oficial, y al menos un civil. Otras informaciones, en cambio, han elevado a diez el balance de víctimas mortales y han apuntado también el fallecimiento de cuatro atacantes. 

El Ministerio de Interior confirmó la muerte de ocho policías, entre ellos un oficial, y de cinco terroristas, según un comunicado difundido por la agencia oficial MENA.

La Policía está inspeccionando las rutas de escape de la zona donde ocurrió el tiroteo, en el sur de Al Arish, ciudad a orillas del Mediterráneo, para tratar de capturar a los terroristas huidos, según agregó el comunicado oficial.

El Norte del Sinaí es la base de operaciones de Wilayat Sina, grupo terrorista afiliado al Estado Islámico (EI) que ha reivindicado la autoría de decenas de ataques terroristas en los últimos años.

El Ejército y la Policía egipcia están desarrollando una ofensiva contra el terrorismo centrada en el Norte del Sinaí que ha causado centenares de muertos, según cifras oficiales.

Human Rights Watch calcula que desde enero de 2014 hasta junio del año pasado, 3.076 insurgentes y 1.226 miembros de las fuerzas de seguridad han muerto en combate en la campaña del Sinaí, según un informe publicado la semana pasada, cuyo contenido ha sido rechazado por el Gobierno egipcio.

En la región está en vigor un estado de exclusión militar, por lo que la prensa no puede acceder a la zona para verificar las informaciones de forma independiente.