Mundo

Taiwán hace historia: es el primer país asiático en legalizar el matrimonio homosexual

La presidenta del país, mientras cientos de activistas celebraban la victoria fuera del parlamento, ha dicho que ahora Taiwán "es un país mejor".

Taiwán acaba de legalizar el matrimonio homosexual, convirtiéndose en el primer país asiático en hacerlo. Los diputados del país han aprobado una ley que permitirá a las parejas gays acordar "uniones permanentes exclusivas" para luego pedir el registro como matrimonio.

Taiwán legaliza el matrimonio homosexual E.E.

La presidenta del país, Tsai Ing-wen, que hizo campaña por el matrimonio homosexual, tuiteó después de la votación que aprobó la ley que "hemos dado un gran paso hacia la verdadera igualdad, y hemos hecho que Taiwán sea un país mejor". Taiwán desarrolla el mayor desfile del orgullo gay de la región y es la cuna asiática del activismo LGTB.

Durante la votación, cientos de personas se reunieron fuera del Parlamento de Taipei, la capital del país, para ver una emisión en directo del procedimiento, mientras gritaban: "¡Los primeros en Asia!".

"Lo que hemos conseguido no es fácil", dice Victoria Hsu, la fundadora y directora ejecutiva de la Alianza Taiwanesa para Promover los derechos de las Parejas Civiles, según recoge The Guardian. "La ley no es 100% perfecta, pero es un buen comienzo y este es un gran paso para acabar con la discriminación basada en las orientaciones sexuales".

Cientos de personas celebran la ley de matrimonio homosexual.

Cientos de personas celebran la ley de matrimonio homosexual.

También se está debatiendo este viernes las posibilidades de estas parejas para adoptar. De momento, las parejas del mismo sexo solo pueden reconocer como sus hijos a los de su pareja, pero no pueden adoptar de manera conjunta.

"Esperamos que este hito genere olas en Asia y que sea un impulso muy necesario en la lucha por la igualdad de las personas LGBTI en la región", ha dicho Annie Huang, la directora de Amnistía Internacional en Taiwán.

En un referéndum en 2018, se aprobó restringir la definición de matrimonio a una unión entre un hombre y una mujer. Hsu dijo que esa cuestión dividió "familias y generaciones".

Pero después de la aprobación del matrimonio homosexual, los activistas aseguran que seguirán luchando para conseguir más derechos. "Disfrutaremos esta victoria hoy, y seguiremos luchando mañana", ha dicho Hsu.