Los hermanos Ibrahim

Los hermanos Ibrahim

Mundo

De magnate de especias a sospechoso de terrorismo: los hijos de Ibrahim se inmolaron en Sri Lanka

El magnate, reconocido hasta por el presidente, está siendo investigado por su vinculación con la cadena de atentados reivindicada por el ISIS.

Mohammad Yusuf Ibrahim es uno de los mayores magnates de las especias en Sri Lanka. Ha construido una fortuna y hasta el presidente del país le ha felicitado por su "increíble servicio a la nación". Pero su suerte ha cambiado de la noche a la mañana.

Este miércoles fue detenido en conexión a la cadena de atentados que han dejado más de 350 muertos en el país. Un alto funcionario indio, según informa The New York Times, ha informado de que dos de sus hijos están entre los ocho terroristas suicidas que se inmolaron en hoteles e iglesias, dejando un reguero de sangre que ha conmocionado al mundo. 

Los suicidas, Ilham Ahmed Ibrahim, de 31 años, y Imsath Ahmed Ibrahim, de 33, habrían estudiado en Australia y Reino Unido. Ambos se inmolaron en dos hoteles de lujo: el Sangri-La y el Cinnamon Grand. Ibrahim ha sido investigado e interrogado por si pudiese tener alguna conexión con el Estado Islámico, que se ha atribuido la autoría de la matanza. 

Durante una redada en la villa de la familia cerca de Colombo, la capital del país, una mujer embarazada se inmoló delante de dos de sus hijos, matándolos junto con los policías que se acercaban, según dicen los investigadores. The New York Times recoge el testimonio de un funcionario indio que asegura que la mujer era, con seguridad, la esposa de uno de los hijos de Ibrahim.

"Son independientes económicamente y sus familias también. Así que son hechos muy preocupantes", dice. "Algunos de ellos han estudiado en otros países, tienen títulos, son gente muy bien educada". El ministro de Defensa Ruwan Wijewardene dijo en una rueda de prensa que la mayoría de los terroristas suicidas venían de familias de clase media-alta.

Perfil de los 9 terroristas suicidas de Sri Lanka

El FBI se desplaza a Sri Lanka

Investigadores de Sri Lanka están siendo asesorados por el FBI en Colombo. Además el embajador americano en Sri Lanka, Alaina Teplitz, ha dicho que hay "complots terroristas desarrollándose".

Ahora, el foco se encuentra en revelar las relaciones que pudiesen tener los terroristas suicidas con el Estado Islámico, quienes han publicado un vídeo de uno de los terroristas, Mohammed Zaharan, con una máscara negra y expresando lealtad al grupo.

Zaharan sí había mostrado previamente actitudes radicalizadas, siendo expulsado de su pueblo en el este de Sri Lanka, ya que sus vecinos no estaban de acuerdo con sus ideas extremistas. También se dedicaba a esparcir su radicalidad en vídeos de YouTube. Algunos líderes musulmanes en el país lo seguían de cerca y aseguran que había reclutado a un pequeño pero leal grupo de acólitos.

El ministro de Defensa ha dicho que docenas de ciudadanos habían regresado recientemente al país después de viajar a Oriente Medio para luchar en el Estado Islámico como soldados. El ministro dijo que se está investigando si el grupo de terroristas suicidas había recibido algún tipo de entrenamiento por parte del EI.

"Los hijos hacen cosas y sus padres no saben"

Lo que no está claro es el procedimiento actual en la investigación del magnate Ibrahim. Las autoridades no han dado, de momento, más detalles sobre la implicación del empresario o de su familia en los atentados del pasado domingo.

Uno de los partidos políticos de Sri Lanka, Janatha Vimukthi Peramuna, incluyó a Ibrahim en sus filas para que ocupase un asiento en el Parlamento nacional, pero no consiguieron los votos suficientes para que el magnate llegase a ocupar el puesto.

Un líder del partido, Vijitha Herath, ha dicho que no conoce los posibles vínculos entre Ibrahim y su familia con los atentados. "Es un multimillonario y un reconocido empresario y no sabía lo lo que sus hijos hacían", dice Herath. "Hay cosas que los hijos hacen y que los padres no saben".