Shamima Begum fue reclutada con 15 años por el ISIS.

Shamima Begum fue reclutada con 15 años por el ISIS.

Mundo

El infierno de Shamima: pide volver a Londres tras sufrir 4 años en el ISIS y tener 3 hijos

La joven de 19 años se marchó a Siria con 15, donde ha tenido dos hijos que han muerto, y acaba de dar a luz al tercero.

La adolescente que viajó a Siria para unirse al Estado Islámico ha hecho un llamamiento a la gente en Reino Unido para que tengan solidaridad con ella, un día después de dar a luz a su hijo en un campo de refugiados. Shamima Begum, de 19 años, se marchó de Reino Unido con dos amigas del colegio en 2015. 

Las tres amigas, Begum, Sultana y Abase se marcharon a Siria en febrero de ese año. Las tres eran alumnas, con 15 y 16 años por entonces, del colegio Bethnal Green. Las tres siguieron los pasos de otra amiga del mismo colegio, que se había marchado tres meses antes.

Acabaron en Al Raqqa, donde se casaron con yihadistas que habían llegado a Siria de todas partes del mundo. Sultana murió en un ataque aéreo con 17 años. Abase y la otra chica siguen vivas, según dice Begum. Las vio por última vez el pasado junio en el último bastión del ISIS, en Baghuz.

"Por el bien de mi hijo, que me dejen volver"

Cuando estaba a punto de dar a luz a su hijo, habló con The Times desde el campo de al-Hawl, en Siria, diciendo que está desesperada por volver al Reino Unido. El abogado de su familia, Tasnime Akunjee, ha dicho que Begum dio a luz el pasado sábado. Añadió que, a pesar de no estar en contacto, sabían que ambos se encontraban en buen estado.

El pasado domingo habló con Sky News, donde dijo que "creo que mucha gente debería sentir solidaridad conmigo, por todo lo que ha pasado. No sabía en lo que me metía cuando me marché". "Pienso que, por mi bien y por el de mi hijo, me dejen volver", añade.

Begum asegura que no puede vivir en el campo de refugiados para siempre. "No es posible", dice. El abogado familiar ha añadido que el nacimiento del niño ha cambiado la dinámica de la situación y que ha aumentado la presión en el Gobierno para dejar volver a Begum y su hijo.

La familia juega ahora la baza del niño. "Ahora estamos tratando con un niño inocente que nos gustaría que saliera del campo y volviese a Reino Unido", dice el abogado. "Nos gustaría que el Gobierno británico hiciese todos los esfuerzos posibles para traer a este niño de vuelta".

"No dudaré en impedir que vuelvas"

Cuando Begum es preguntada sobre si ella sería potencialmente peligrosa, ella ha dicho que "no tienen ninguna prueba de que haya hecho algo peligroso. Cuando fui a Siria fui una ama de casa, los cuatro años estuve en casa, cuidando de mi marido y mis hijos. No hice nada, ni propaganda ni pedí a la gente que viniese a Siria".

Begum ha dicho que no se ha reunido con ningún embajador británico, solo con periodistas. Asegura no saber cómo será su vida si vuelve a Reino Unido: "No lo sé, porque sé que tendría muchas restricciones, no sé si me quitarían a mi hijo".

La joven se casó con Yago Riedijk en 2015, solo 10 días después de llegar a Siria. Su marido es un alemán converso al islám, con quien ha tenido dos hijos, y ambos han muerto. Begum ha dicho que quiere volver "a casa" para proteger la salud de su hijo. 

La familia de la joven ha pedido al Gobierno británico que la dejen volver para que su hijo pueda tener "paz y seguridad". Pero la secretaria de Interior ha dicho que no dudará en impedir su vuelta. "Mi postura es clara: si has apoyado a una organización terrorista no dudaré en impedir que vuelvas", asegura la secretaria. "Si te las apañas para volver, deberías estar preparada para ser interrogada, investigada y, quizás, juzgada".

"Haremos cualquier cosa para proteger a ese niño"

El padre del niño, Javiv, ha dicho que "como padre siento compasión por cualquiera nacido en una zona conflictiva, pero considerando las acciones que tienen que tomarse ahora, tengo que pensar en la seguridad de los niños que viven en nuestro país". Los padres de Begum piden que la aparente falta de arrepentimiento por unirse al ISIS debería verse desde la perspectiva de "una chica que fue reclutada con 15 años".

"Ahora nos enfrentamos a la situación de saber que los hijos de Shamima han muerto, niños que nunca llegaremos a conocer como familia. Esa es la peor parte", asegura la familia de Begum. "Haremos cualquier cosa para proteger a ese niño que no tiene la culpa de nada de lo ocurrido", añaden.

Helen Clark, ex jefa del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y primera ministra de Nueva Zelanda, dijo que Begum había sido reclutada y tenía derecho a regresar al Reino Unido. "Es una ciudadana británica, ha nacido aquí, tiene el derecho a volver".

"Estoy horrorizada por la actitud de "no arrepentimiento" que tiene, pero, sin embargo, es una ciudadana británica, y al final tenemos obligaciones con nuestros ciudadanos".

La secretaria de cultura, Jeremy Wright, ha dicho que "los ciudadanos británicos están en su derecho de volver al país, es una cuestión de derecho internacional. Pero también lo es que la gente tiene que asumir la responsabilidad de sus actos, y ella no va a ser una excepción".