Ivanka Trump en Washington.

Ivanka Trump en Washington.

Mundo

Ivanka Trump ayudará a elegir al próximo presidente del Banco Mundial

Ivanka Trump, la hija del presidente de EEUU, ayudará a elegir al próximo presidente del Banco Mundial (BM), aunque no será una de las candidatas como algunas informaciones indicaban, según ha desmentido una fuente de la Casa Blanca. Ivanka ayudará en laelección del sustituto de Jim Yong Kim, actual presidente, quien anunció su dimisión hace dos semanas.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, le pidió a Ivanka la semana pasada que se involucrara en el proceso. Jessica Ditto, una portavoz de la Casa Blanca, asegura que ha sido elegida porque "ha trabajado muy cerca de la dirección del Banco Mundial en estos dos últimos años".

La Casa Blanca no ha aportado ningún tipo de información sobre los candidatos, pero ha asegurado que uno de los nombres que ha surgido, Nikki R. Haley -embajadora de EEUU en la ONU-, no es una de las candidatas.

Ivanka Trump, Mnuchin y Mulvaney -jefe de personal de la Casa Blanca-, recomendarán candidatos a Donald Trump, quien deberá elegir a uno para optar al puesto. Después, los miembros del BM votarán a los nominados.

La hija del magnate y presidente de EEUU es conocida en la Casa Blanca, en su papel de principal asesora, por su buena mano con su padre a la hora de tomar decisiones. En unas declaraciones el pasado lunes en Nueva Orleans, Trump admitió que fue la insistencia de su hija lo que le empujó a apoyar el crédito tributario por hijos, que se duplicó el año pasado.

Posible conflicto de intereses

Sin embargo, la relación entre Ivanka Trump y el BM suscitó críticas en el pasado. El senador por Maryland, Benjamin L. Cardin, mandó una carta el año pasado a Munchin preguntando por el papel de Ivanka en la entidad, haciendo énfasis en que su trabajo podría beneficiar su marca de ropa.

Esto viene a raíz de las disputas entre EEUU y China, donde se fabrican muchos de los productos de la línea de Ivanka. Pero desde mediados de 2018, Ivanka se ha desvinculado de su marca, y cerrará su empresa.

Richard W. Painter, quien trabajó como abogado para George W. Bush durante su mandato, cuestiona el rol de Ivanka Trump, y su marido Jared, en la elección del candidato.

"No creo que Ivanka y Jared hayan disuelto sus activos lo suficiente como para participar de manera personal en la política económical -especialmente en política económica internacional- sin riesgo de violar las leyes de conflicto de intereses económicos".