Logo de Facebook con las banderas estadounidense y rusa.

Logo de Facebook con las banderas estadounidense y rusa. Dado Ruvic/Reuters

Mundo

Así fue la campaña rusa en redes sociales para impulsar la elección de Trump

A través de las redes sociales como Facebook y Twitter, millones de votantes recibían mensajes personalizados que "buscaban beneficiar a Trump".

Un nuevo informe aporta el análisis más profundo hasta la fecha sobre la campaña de desinformación rusa, desarrollada principalmente en redes sociales, para impulsar al entonces todavía candidato a la Casa Blanca, Donald Trump.

Esta campaña consistió en publicar en las mayores redes sociales -Twitter, Facebook, Instagram- posts, imágenes y vídeos, todos relacionados con los intereses de los usuarios, para impulsar a los votantes a votar a Trump en las elecciones presidenciales de 2016.

Un borrador de este informe ha sido desvelado por el Washington Post, y está previsto que el informe se publique de manera abierta junto con otro estudio a lo largo de esta semana. Este informe ha sido elaborado por la Universidad de Oxford, y revela nuevos detalles sobre cómo los rusos trabajaron para introducir a los votantes estadounidenses en grupos clave en redes sociales, relacionados con sus intereses, para bombardearles con propaganda pro-Trump.

Los datos que los investigadores de Oxford han utilizado para elaborar el informe han sido proporcionados por Facebook, Twitter y Google. Estos datos abarcan varios años hasta la mitad de 2017. "Lo que está claro es que todos estos mensajes buscaban beneficiar al Partido Republicano, y específicamente a Trump", dice el informe.

"Trump es mencionado en mayor medida en las campañas cuyos objetivos eran los conservadores y los votantes de derechas, en los que se les animaba a apoyar su campaña", continúa el informe. "Los grupos que podían retar a Trump recibían mensajes dirigidos a confundirlos, distraerlos y, definitivamente, disuadirles de votar".

Mensajes personalizados

Los posts, mensajes, fotografías, vídeos, etc. que los votantes veían aparecer en los feeds de sus redes sociales estaban estudiados al milímetro. Así, los conservadores recibían información que les alentaban en temas como las armas y la inmigración -dos puntos fuertes en la campaña de Trump-.

Por otro lado, los votantes de izquierdas verían sus redes inundadas de mensajes que les inducirían una pérdida de la fe en las elecciones y proporcionándoles información confusa sobre las votaciones.

El informe ofrece, además, información y detalles sobre el rol de YouTube e Instagram en la campaña de desinformación rusa, así como el uso de otras plataformas como Google+ o Tumblr (parecida a Instagram). Los esfuerzos rusos también se concentraron en mandar e-mails a cuentas de Yahoo, Hotmail y Gmail.

Facebook, Google y Twitter admitieron en 2017 haber detectado interferencias rusas en sus páginas. Según el Washington Post, Facebook y Google no han querido comentar esta información.

Pero desde Twitter han querido recalcar que "es una parte importante de nuestra misión mejorar la salud de la conversación pública (en la red social) y proteger la integridad de las elecciones".

"Las redes sociales han pasado ser una infraestructura natural para compartir quejas colectivas y coordinar movimientos ciudadanos a ser una herramienta para el control social", dice el informe

Los rusos comenzaron primero con Twitter, y después se atrevieron con YouTube e Instagram antes de añadir a Facebook en su campaña. Según el informe, la red social de Zuckerberg es "particularmente efectiva a la hora de alcanzar a los conservadores y los afroamericanos".

La campaña rusa, en cifras

La campaña rusa habría alcanzado a 126 millones de personas en Facebook y 20 millones más en Instagram.

En los tres años estudiados por este informe, los posts generados en Instagram tuvieron 185 millones de "me gusta" y 4 millones de usuarios comentando. La intensidad con la que los posts aparecían en Instagram creció de 2.600 al mes a 6.000 en un año.

El uso de YouTube parece haber aumentado des de la elección de Trump. Los enlaces en Twitter a la plataforma de vídeos creció un 84% en los seis meses posteriores a la elección de Trump, según los datos del informe.

Las cuentas rusas en todas las redes sociales que participaron en esta campaña fueron cerradas en 2017. A principios de este año, el Departamento de Justicia de EEUU condenó a 13 rusos y tres compañías que habían participado en esta campaña.