Dennis Hof en una de las fotografías que acostumbraba hacerse para promocionar sus negocios.

Dennis Hof en una de las fotografías que acostumbraba hacerse para promocionar sus negocios.

Mundo Elecciones legislativas EEUU 2018

Dennis Hof, el magnate republicano de los prostíbulos que gana elecciones después de muerto

El empresario y dirigente republicano Dennis Hof, dueño de siete burdeles y cuya trayectoria fue inmortalizada en la serie de HBO 'Catwalk', falleció el pasado 16 de octubre. Este 6 de noviembre, fecha de las elecciones legislativas en Estados Unidos, arrasó en las urnas a su rival, la demócrata Lesia Romanov, con un 63,12 por ciento de los apoyos en la votación a la asamblea estatal del distrito 36 de Nevada.

Su victoria póstuma no hace sino aumentar su fama, de tipo más que controvertido. Nacido en Arizona el 14 de octubre de 1946, no tenía problema en referirse a sí mismo como "proxeneta". Con la misma naturalidad, exhibía su admiración por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al que veía como un ejemplo en los negocios y en la política.

¿Asesinado?

Su muerte tampoco fue 'ordinaria'. El cadáver fue hallado después de celebrar durante todo un fin de semana su 72 cumpleaños en uno de sus ranchos. Lo encontraron el actor de cine pornográfico Ron Jeremy y una mujer que trabajaba en uno de los locales de Hof. Las autoridades no descartan ninguna hipótesis tres semanas después de los hechos, incluido el asesinato.

Hof ya se había presentado a unos comicios. En 2016, cayó derrotado como candidato del Partido Libertario. Con Trump al frente del Republicano, cambió de filas y ha triunfado incluso después de muerto en un distrito fundamentalmente desértico del sur de Nevada con una población en su mayoría rural.

El empresario era dueño del polémico 'Bunny Ranch', prostíbulo que tuvo su mayor foco cuando el exjugador de la NBA Lamar Odom fue hallado al borde de la muerte por una sobredosis en 2015.

Los demócratas no acaban con Trump

El Partido Demócrata recuperó el control en la Cámara de los Representantes, tal y como se preveía, al conseguir más de la mitad de los 435 escaños, frente a los 194 que tenían anteriormente. 

Aunque es una victoria que complica a Trump el resto de su mandato, se queda muy lejos de la 'oleada azul' que algunos vaticinaban para estas midterms. Los republicanos conservan el Senado e incluso están cerca de aumentar su mayoría -sigue el recuento- . Eso sí, los demócratas les han arrebatado el control de estados como Illinois, Kansas, Maine, Michigan, Nevada, Wisconsin y Nuevo México, un gran avance.