Trump en la Casa Blanca este miércoles.

Trump en la Casa Blanca este miércoles. Reuters

Mundo

EEUU pide a Turquía las misteriosas grabaciones del asesinato de Khashoggi

Donald Trump quiere revisar las grabaciones del asesinato de Jamal Khashoggi, "si existen". El presidente de EEUU dijo este miércoles que quiere conocer toda la verdad sobre la muerte del periodista que habría sido descuartizado dentro del consulado de Arabia Saudí en Estambul. "Quiero saber qué sucedió, de quién es la culpa, y probablemente lo sabremos antes de que acabe esta semana", afirmó el presidente.

Para ello, Trump ha anunciado que Washington ya "ha pedido las grabaciones, si es que existen", a las autoridades turcas. Divulgadas por varios medios internacionales en los últimos días, las grabaciones revelan detalles estremecedores del asesinato del periodista.

Khashoggi fue descuartizado vivo, un proceso que duró siete largos minutos. Sus verdugos le cortaron las falanges de las manos para torturarle, le decapitaron, y finalmente desmembraron su cuerpo, según cuenta el Yeni Safak, un diario turco que dice tener las grabaciones de lo ocurrido.

El Middle East Eye detalla que no hubo intento de interrogar al periodista y que el objetivo, desde un primer momento, era asesinarle. De esta manera, cuenta el periódico, Khashoggi fue capturado nada más entrar en la oficina del cónsul y llevado, sin mediar palabra, a otra sala donde le descuartizaron sobre una mesa. 

Testigos citados por el medio de comunicación cuentan que se escuchaban gritos horrendos en la planta baja del edificio.

El encargado de descuartizar a Khashoggi sería el jefe de pruebas forenses en el departamento de seguridad general de Arabia Saudí, Salah Muhammad al-Tubaigy. Tubaigy era uno de los 15 miembros del equipo que llegaron a Ankara ese mismo día en un avión privado y llevaba en su equipaje una sierra específica para huesos.

Según el mismo relato, cuando empezó a desmembrar el cuerpo del periodista, Tubaigy se puso los cascos para escuchar música y aconsejó a sus acompañantes que hicieran lo mismo: "Cuando hago este trabajo siempre escucho música. Deberíais hacerlo también".

El Yeni Safak detalla también la conversación entre los autores del asesinato y el cónsul general saudí en Estambul, Mohamed Utaibi."Hacedlo fuera de aquí o tendré problemas", habría dicho. La respuesta, según el diario turco, fue contundente: "Cállate si quieres seguir vivo cuando estés de vuelta en Arabia Saudí".

Las misteriosas grabaciones

Desde el inicio de las investigaciones que las autoridades turcas han hablado de la existencia de grabaciones audio y vídeo que confirmarían el asesinato de Khashoggi en el consulado. En un primer momento se dijo que el propio Khashoggi habría activado la grabación desde su Apple Watch, y que los sonidos se habrían guardado de inmediato en su iPhone, pero muchos especialistas consideran que éste era un escenario muy difícil.

El reloj sí es capaz de efectuar grabaciones de sonido pero, para que esas grabaciones se hubieran copiado de inmediato al iPhone del periodista, el dispositivo tendría que estar a menos de 10 metros de distancia de su teléfono, además de que ningún operador turco ofrece soporte para el Apple Watch en sus servicios.

Las autoridades turcas no han aclarado el origen de las grabaciones. Según cuenta The Guardian, tal podría tener que ver con una posible videovigilancia al consulado saudí por parte de las autoridades turcas. La existencia de cualquier dispositivo de escucha o video en el consulado obligaría a un difícil ejercicio de equilibrio por parte los turcos, que se niegan a admitir cualquier método utilizado para espiar operaciones extranjeras dentro del país.

Las relaciones entre EEUU y Arabia Saudí

Trump tiene por delante un reto complicado: liderar la ofensiva de presión internacional sin hacer mucho daño a Arabia Saudí. "Son un aliado y un comprador tremendo, no solo de equipos militares, sino también de otras cosas", reconoció, resaltando que EEUU está investigando el caso y que Mike Pompeo, que esta semana ha viajado a Arabia Saudí, le proporcionará un "informe completo" sobre las reuniones mantenidas. 

En una entrevista emitida por la Fox Business, Trump aseguró que no quiere alejarse de Arabia Saudí pero que necesita asegurarse de que el país nada tuvo que ver con el asesinato de Khashoggi: "Necesitamos a Arabia Saudí en términos de nuestra lucha contra todo el terrorismo, y de todo lo que está pasando en Irán y en otros lugares", indicó. "Espero que el rey y el príncipe heredero no supieran nada sobre ello. Ese es un factor muy importante para mí", agregó.

Sobre por qué no ha pedido al FBI que investigue el caso o ayude a Turquía en la investigación, Trump contestó que Khashoggi, pese a vivir en Washington, "no era un ciudadano" estadounidense.