Ed Murray, alcalde de Seattle.

Ed Murray, alcalde de Seattle.

Mundo

Escándalo en Seattle: dimite su alcalde por cinco acusaciones de abusos sexuales

Años atrás ya fue denunciado por cuatro hombres de agresión sexual cuando aún eran adolescentes, durante los setenta. Este martes una nueva víctima, su primo, hizo públicos los abusos.

E.E.

El alcalde de Seattle, Ed Murray, presenta su dimisión este miércoles horas después de conocerse una nueva denuncia de abusos sexuales a niños. Sobre él ya pesaban acusaciones de cuatro agresiones a menores durante los años setenta. Su sustituto será Bruce Harrell, que en los próximos cinco días debe decidir si completa el ciclo como alcalde de Murray.

El anuncio del martes se produjo pocas horas después de que el el periódico Seattle Times publicara estas nuevas acusaciones. Según este medio, Murray, de 62 años, abusó sexualmente de un pariente a mediados de los 70. Ese familiar, un primo, es el quinto hombre en acusar públicamente al alcalde de agresión sexual.

No obstante, Murray continúa negando las acusaciones, diciendo que su progresivo registro político y la defensa de los derechos de los homosexuales lo convirtieron en un objetivo para aquellos que estaban decididos a arrastrarlo. Tras las acusaciones de su primo, Murray en declaraciones al Times,  aseguró que éstas provienen de "mala sangre entre dos alas separadas de la familia".

En un comunicado emitido desde la oficina del alcalde, Murray se defendió: "Aunque las acusaciones en mi contra no son ciertas, es importante que mis problemas personales no afecten la capacidad de nuestro gobierno de la Ciudad para conducir los negocios del público. Es mejor para la ciudad si me aparto a un lado. A la gente de esta ciudad tan especial y a mi dedicado personal, siento mucho esta dolorosa situación".

Las cinco víctimas

En 2013 cuatro hombres afirmaron haber sido abusados sexualmente durante los años setenta y ochenta cuando estos eran adolescentes. De los afectados tan solo uno presentó una demanda alegando en ella que Murray "lo violó repetidamente y lo molestó" cuando tan solo tenía 15 años, y era un sin techo en los ochenta. Sin embargo, las otras tres víctimas prefirieron no demandar.

Fue este martes cuando los medios locales se hicieron eco de unas declaraciones de Joseph Dyer, primo de Murray, a quien acusa de abusos sexuales en Nueva York cuando era menor de edad. Dyer asegura que tenía 13 años cuando Murray, con quien compartía habitación a mediados de la década de 1970, se sobrepasó sexualmente con él.

Otro acusador, Lloyd Anderson, valoró la dimisión de Murray como una victoria personal, aunque lamentó que haya requerido que "otra víctima diera un paso adelante". "Me pregunto cuántas víctimas hay más", valoró Anderson en un comunicado. 

Aunque el escándalo provocó que el alcalde renunciara a pensar en la reelección en 2013, en ese momento Murray se resistió a dimitir y algunos miembros del Ayuntamiento de Seattle le apoyaron. Hasta esta semana, cuando las nuevas acusaciones sobre las agresiones a su primo han caído sobre él obligándole a dimitir.