La bandera inglesa ondea frente al Peñón.

La bandera inglesa ondea frente al Peñón. REUTERS

Mundo

Gibraltar acusa a España de "incursión ilegal en aguas territoriales"

Lo ha hecho a través de un tuit en el que se puede ver al acorazado español Infanta Cristina navegando a escasas millas de la costa. 

Noticias relacionadas

El Gobierno de Gibraltar ha acusado a España de una "incursión ilegal" en "aguas territoriales". Lo ha hecho a través de un tuit en el que se mostraba un vídeo del patrullero español Infanta Elena navegando cerca de la costa.

Al encuentro del barco español ha salido una embarcación inglesa, que lo ha acompañado hasta que la nave con pabellón español ha abandonado las aguas inglesas. 

Según el Daily Mail, un testigo ha señalado que el acorazado realizó su su ruta a 1,5 millas de la costa y que era la séptima vez en el año en la que ocurría algo parecido. 

Un portavoz del Ejecutivo ha declarado a Reuters que no se trataba de una incursión ilegal "porque para nosotros significa utilizar nuestras aguas". 

"España no reconoce algunos derechos y situaciones del Reino Unido en los espacios marítimos si no están incluidos en el Artículo 10 del tratado de Utrecht", ha señalado.

Las relaciones entre ambos países han empeorado desde que desde la Unión Europea permitió a Rajoy vetar cualquier decisión sobre las relaciones futuras entre la UE y el Peñón, incluido en lo que se refiere a la frontera. El futuro de Gibraltar se ha convertido en la primera gran disputa desde que la primera ministra Theresa May diera luz verde al Brexit. 

"Una vez que Reino Unido deje la Unión, ningún acuerdo entre la UE y Reino Unido se aplicará al territorio de Gibraltar sin que haya pacto entre el Reino de España y Reino Unido", subraya el punto 22 de las directrices presentadas hace unos días por el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Algunos sectores británicos incluso han previsto un enfrentamiento entre ambos países. "Theresa May irá a la guerra para defender Gibraltar", ha dicho este lunes en Sky News Lord Michael Howard. Por su parte, Alfonso Dastis, ministro de Exteriores, ha respondido a este tipo de palabras diciendo que "alguien en el Reino Unido está perdiendo los nervios".