Los trucos de la gurú de belleza japonesa Hiroi Muraki con los que rejuvenece la mirada.

Los trucos de la gurú de belleza japonesa Hiroi Muraki con los que rejuvenece la mirada.

Moda y Belleza

Los trucos de la gurú de belleza japonesa Hiroi Muraki con los que se rejuvenece la mirada

Acabar con las patas de gallo, las ojeras o la flacidez del rostro y reajustar el óvalo facial con apenas cinco minutos al día es lo que propone la experta en belleza.

4 mayo, 2022 15:06

Hiroi Muraki, conocida en Japón como ‘la mano de Dios’, es una de las mayores especialistas en belleza y bienestar del país nipón. Ha publicado numerosos libros sobre técnicas para cuidarse y mantenerse joven, y cuenta con dos salones de belleza: Clinic F y Amazing Beauty. Además, participa asiduamente en programas de la televisión.

Ahora, la experta presenta su propio método para vencer al tiempo: una serie de técnicas simples, pero efectivas para acabar con las patas de gallo, las ojeras o la flacidez del rostro y reajustar el óvalo facial con apenas cinco minutos al día.

Un método que ha plasmado en el manual ¡Rejuvenece ya! (Kitsune Books, 2022) y que ha conquistado a las celebrities japonesas, que dan cuenta de ello en sus redes sociales.

La cara tiene más de 50 músculos en continuo movimiento. Con los años, el rostro pierde tono y aparece la flacidez. Pero del mismo modo que ejercitamos los músculos del cuerpo, también podemos entrenar los de la cara, para fortalecer y recuperar los volúmenes que se van perdiendo con el paso del tiempo.

Portada del libro ¡Rejuvenece ya!

Portada del libro ¡Rejuvenece ya!

La gimnasia facial, que tiene su origen en Oriente, consiste en la ejecución de una serie de ejercicios que, en base a su repetición, tonifican y entrenan los músculos del rostro y del cuello. Entre los muchos beneficios que aporta esta actividad cabe destacar, no sólo recuperar o mantener el tono del óvalo de la cara, sino que se consigue oxigenar y drenar los tejidos profundos, lo que redunda en un aspecto más saludable de la piel.

La autora asegura que con su método se pueden combatir los signos más habituales de envejecimiento, y concretamente de la mirada. Se consigue una mejora de las arrugas del contorno de los ojos, las bolsas, las ojeras, levanta los párpados y la zona de las cejas, así como reduce la flacidez y la pérdida de masa muscular.

El método propone una serie de técnicas simples, pero efectivas para acabar con las patas de gallo, las ojeras o la flacidez del rostro y reajustar el óvalo facial con apenas cinco minutos al día.

Muraki describe una serie de técnicas muy simples, pero efectivas que requieren perseverancia y también, como cualquier ejercicio, un mínimo de precisión.

"Ejercitar los músculos demasiado o muy poco provoca que se tensen, tiren de los huesos y provoquen distorsiones en el rostro y el cuerpo. Además, con el paso de los años, la circulación de la sangre y de la linfa se ralentizan, lo que provoca que las toxinas se acumulen en la piel y que ésta se vuelva flácida. Como resultado, aparecen los síntomas del envejecimiento", explica la autora, que recomienda practicar los ejercicios delante de un espejo, con lentitud y calma, tomando conciencia de cada movimiento.

Ejercicios para rejuvenecer la mirada

Una de las zonas del rostro donde más se aprecia el paso del tiempo es la mirada"Alrededor de los ojos se unen muchos de los músculos que empleamos para gesticular y que además, nos ayudan a ver mejor", asegura la autora.

Con estos ejercicios se consigue recuperar firmeza en el músculo orbicular, además de en el músculo que está justo a la altura de las cejas, el supercilial, y el de la frente, el frontal. También ayudan a reducir la fatiga visual.

1. Ejercicio para combatir los párpados caídos

Apoya los codos sobre una mesa y coloca el dedo índice de ambas manos en el ceño, formando un gancho con él.

Deja caer el peso de la cabeza sobre las manos para ejercer presión con los índices. En esta posición, asiente ligeramente 5 veces y después, mueve la cabeza negando otras 5 veces.

Mueve el dedo siguiendo la línea que marca las cejas y repite la presión en la parte central y en la exterior. Luego, baja los dedos unos centímetros y presiona justo en la comisura de los ojos.

2. Ejercicio para reducir las bolsas

Mirando al frente, apoya los dedos índice y corazón en el arco de la ceja y presiona ligeramente para mantener fijo el párpado superior.

Sin mover el párpado superior, presiona ligeramente el inferior con los dedos de la mano contraria hasta cerrarlo. Repítelo 10 veces y haz lo mismo con el otro ojo.

3. Ejercicio para acabar con las ojeras

Coloca el pulgar en la hendidura sobre el lagrimal (en el hueso que rodea los ojos) y el índice y el corazón en la cabeza. Con la otra mano, sujétate el puente de la nariz con el índice y el pulgar, y apoya los demás dedos en la cara.

En esta posición, tira de la ceja hacia arriba y de la nariz hacia abajo. Sin dejar de presionar en ambos sentidos, mueve la cabeza de arriba abajo y luego hacia los lados. Repite 3 veces y hazlo todo de nuevo presionando la otra ceja.

4. Ejercicio para reducir las patas de gallo y reafirmar el contorno

Con la yema de los dedos índice y corazón, presiona las patas de gallo a la vez que miras hacia arriba y tiras suavemente de la piel.

Mira ahora hacia delante. Con los dedos apoyados en el rabillo de los ojos, ábrelos todo lo que puedas y, al cerrarlos, nota el movimiento del músculo. Realiza 10 repeticiones en cada lado.

También te puede interesar...