Un tren de Ouigo.

Un tren de Ouigo.

Observatorio de la Movilidad

Arranca la liberalización del tren sin competencia frente a Renfe hasta mayo

El operador público francés SNCF será el primero en estrenarse en 2021 y en 2022 se espera que sea Ilsa quien entre en el mercado. 

14 diciembre, 2020 10:07

Noticias relacionadas

El transporte ferroviario de viajeros quedará liberalizado a partir de este lunes en España y en Europea, aunque la covid-19 ha retrasado la entrada en nuestro país del operador público francés SNCF de la mano de Ouigo a mayo de 2021; mientras que el estreno de Ilsa será en 2022. 

El estreno se presenta algo deslucido, con Renfe operando aún en solitario, sin saber cuándo podrán poner en marcha el AVE low cost (Avlo) y con una oferta reducida por las restricciones de movilidad impuestas para frenar la expansión de la pandemia. 

La liberalización pretende abrir el mercado a la competencia y hacer más accesible en precio los viajes en el mercado de alta velocidad. El proceso de liberalización del sector fue impulsado por la Unión Europea a través de la aprobación de los denominados paquetes ferroviarios. La aprobación del cuarto y último paquete ferroviario en 2016 estableció la liberalización de los servicios comerciales de viajeros.

Ouigo

A pesar de ello, el pasado 9 de diciembre, Ouigo puso a la venta los billetes para viajar en su primera ruta en España, la de Madrid a Barcelona, a partir del próximo 10 de mayo, coincidiendo con el fin del estado de alarma programado para el día previo.

De esta forma, la marca low cost del operador público francés SNCF, retrasa provisionalmente en dos meses la fecha de su lanzamiento en España, después de que el pasado mes de septiembre anunciase su estreno para el próximo 15 de marzo.

No obstante, el propósito de Ouigo era lanzar el servicio antes de mayo, aunque se han empezado a poner a la venta las plazas a partir de esta fecha debido al actual estado de alarma de seis meses aprobado el pasado 9 de noviembre, que restringe la movilidad de las personas con motivo del Covid-19.

Todos los billetes puestos a la venta por la compañía son personalizables, con una tarifa base de 9 euros que incluye equipaje de mano y equipaje de cabina, así como la opción de cambiar el titular del billete hasta el día previo al viaje.

Llegada de Ilsa

El segundo operador que entrará a competir con Renfe en el proceso de liberalización es Ilsa, que ya se prepara para ello con una inversión de 1.000 millones de euros para la compra de trenes, material y tecnología para dar impulso al ferrocarril en España. 

“El objetivo es impulsar el uso del ferrocarril porque es el modo de transporte más sostenible para un futuro más resiliente”, señaló Fabrizio Favara, CEO de Ilsa, durante su intervención en la cuarta jornada del I Simposio del Observatorio de la Movilidad organizado por EL ESPAÑOL e Invertia.

¿Cómo lo van a hacer? Con un volumen de inversiones que asciende a 1.000 millones de euros para la “compra de trenes nuevos, talento, tecnología (como compañía nativa digital) y con atención a la seguridad”. Esta inversión y puesta en marcha -prevista para enero de 2022- generará 2.600 empleos directos e indirectos.

Cabe recordar que, Ilsa (propiedad de Trenitalia y de los socios de Air Nostrum) atenderá las cinco rutas de alta velocidad a las que ha sido autorizado con 23 unidades del tren Frecciarossa 1000, el más rápido y moderno de Europa, de Hitachi-Bombardier.

Ilsa ofrecerá 32 servicios diarios en la ruta Madrid-Barcelona (16 por sentido), 8 en la ruta Madrid-Valencia, 7 entre Madrid y Málaga y Sevilla, y entre 3 y 4 frecuencias diarias el enlace Madrid-Alicante, que se incrementarán en las semanas centrales de verano.