La Justicia española investiga el blanqueo de fondos pde PDVSA./

La Justicia española investiga el blanqueo de fondos pde PDVSA./ E.E.

Tribunales

El juez que investiga a cargos chavistas por lavar comisiones del petróleo envía el caso a la AN

Ha encontrado nuevas operaciones de presunto blanqueo "canalizadas en el extranjero" que considera que escapan de su competencia.

Noticias relacionadas

El titular del Juzgado de Instrucción 41 de Madrid, Juan Carlos Peinado, ha acordado inhibirse a favor de la Audiencia Nacional en la investigación de antiguos cargos del Gobierno venezolano de Hugo Chávez, entre ellos, el exviceministro de Energía Nervis Villalobos y el exministro de Desarrollo Eléctrico venezolano Javier Alvarado Ochoa.

Desde julio de 2017 Peinado indaga sobre ellos "y otras personas que deben ser consideradas como investigadas en adelante" por la existencia de indicios de "defraudación y/o apropiación del patrimonio" de la principal empresa venezolana, Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), y de otras empresas públicas como Corporación Eléctrica S.A. (Corpoelec). También se investigan las posteriores operaciones de blanqueo de los fondos ilícitamente obtenidos a través de complejos entramados societarios.

Las diligencias del Juzgado 41 tienen su origen en una denuncia interpuesta por la Fiscalía Anticorrupción en la Audiencia Nacional, órgano ante el que también presentó una querella la propia PDVSA. La Audiencia Nacional envió el asunto a los Juzgados de Instrucción de Madrid porque, inicialmente, el lugar principal de las operaciones de blanqueo de capitales parecía ser Madrid.

En una resolución a la que ha accedido EL ESPAÑOL, el instructor afirma que la progresión de la investigación ha permitido "constatar nuevos actos de blanqueo de capitales no conocidos en su momento" por la Audiencia Nacional y que ahora determinan, a su juicio, la competencia "inequívoca" de este órgano.

"Los hechos objeto de investigación se han ampliado", explica, y se han detectado "diferentes operaciones de blanqueo canalizados en el extranjero y por sociedades domiciliadas en el extranjero".

Estructuras transnacionales

Esas nuevas operaciones sospechosas se han realizado, según el instructor, a través de una "estructura de carácter transnacional", el grupo Swissinvest, "utilizado para realizar actos de blanqueo de capitales tanto en nuestro país como a nivel internacional, para aflorar capital procedente de delitos de corrupción cometidos por los máximos directivos de la empresa pública de Venezuela PDVSA".

La resolución judicial menciona la documentación aportada por el gestor financiero portugués Hugo Andrés Ramalho Góis, que presuntamente montó y manejó la estructura de blanqueo de la que se habría servido Nervis Villalobos. Góis se encuentra también investigado en el procedimiento español y está reclamado por Estados Unidos en el marco de la operación Money Flight.

Swissinvest es una sociedad de inversión controlada por el argentino Luis Fernando Vuteff, el venezolano José Vicente Amparán y el suizo Ralph Steinmann. Según la investigación, el exviceministro chavista Villalobos la utilizó para invertir 26,9 millones de euros en activos financieros de Uldono Ltd (una sociedad constituida en Chipre) entre agosto de 2016 y septiembre de 2017, poco antes de ser detenido en virtud de una orden internacional emitida por Estados Unidos.

Swissinvest fue también utilizada por Villalobos para invertir 4,3 millones de euros en "un supuesto bono de la británica Leanor Invest, siendo la sociedad que realiza el ingreso del dinero Integra Private Wealth Ltd", domiciliada en Malta. Los reembolsos de esta inversión fueron destinados a cuentas de diferentes sociedades y personas físicas, entre ellas a una cuenta titularizada por su hija, María Isabel Villalobos.

Las investigaciones han determinado que fue Swissinvest la que "ordena la materialización de las desinversiones con fórmulas difíciles de detectar". Ello habría ocurrido en una presunta operación de lavado de fondos realizada entre una sociedad panameña llamada Mirabelle Ocean Corp, cuyo titular real es Nervis Villalobos, y la mercantil Columbus One Properties, fundada Vuteff, Amparán, Steinmann y administrada por Darío Ale Iturralde.

Mirabelle recibió activos que le transfirió la segunda sin ningún documento que justificase formalmente el motivo de la cesión. En fechas cercanas se produce un aumento de capital de Columbus, que se utiliza para la adquisición de 100 viviendas en Marbella. Columbus One Properties adquirió también inmuebles en exclusivas zonas de Madrid por valor de 20,6 millones de euros.

Otras operaciones inmobiliarias millonarias fueron realizadas por otras tres empresas constituidas en España por Steinmann, Vuteff y Amparán a través del abogado Ignacio Sánchez Cumba. Se adquirieron viviendas y garajes en la madrileña calle Goya por 6,1 millones.

La investigación ha permitido desentrañar transferencias desde cuentas abiertas por Hugo Andrés Ramalho Góis en República Checa a nombre de Uldono Ltd (50 millones de euros) y Ekkotade Solutions, domiciliada en Edimburgo, por valor de 35 millones de dólares. Uno de los beneficiarios de los fondos fue Carmelo Antonio Urdaneta, antiguo consejero legal del Ministerio de Petróleo de Venezuela y también investigado por Estados Unidos.

Money Flight

El juez destaca en el registro practicado en el domicilio de Nervis Villalobos en Madrid, donde se instaló en 2014, se encontraron pruebas documentales que pueden comprometer su posición de cara a las investigaciones que se siguen contra él en Estados Unidos y Andorra.

El exalto cargo chavista está involucrado en un procedimiento a cargo de un juez del distrito sur de Texas, que solicitó su extradición, concedida el pasado enero por la Audiencia Nacional.

Según las autoridades americanas, después de salir del Gobierno venezolano Villalobos ha estado ejerciendo influencia dentro PDVSA en connivencia con funcionarios de alto nivel que habrían solicitado a contratistas el pago de mordidas. Entre esos contratistas están Roberto Enrique Rincón Fernández y Abraham Shiera Bastidas, quienes han admitido los sobornos.

En el escrito de acusación difundido por las autoridades americanas en julio de 2018 se hace referencia a que el fraude se ha basado en el sistema de cambio de divisa. Se explica que Venezuela tiene un sistema de cambio de divisa extranjera según el cual el Gobierno cambia bolívares a una tasa fija para los dólares USA. La tasa fijada ha estado muy por debajo de la verdadera durante años. Por ejemplo, en 2014 el Gobierno venezolano fijó la tasa de cambio en seis bolívares por dólar, cuando la tasa real era de 60 bolívares por dólar. La diferencia ente la tasa fijada y la verdadera ha creado oportunidades para el fraude y el abuso, que se estima en 20.000 millones de dólares anuales. 

En el procedimiento de Estados Unidos se investigan falsas inversiones realizadas con objeto de blanquear el dinero y se han bloqueado varias propiedades inmobiliarias en el sur de Florida, en el marco de la operación Money Flight.

El caso se inició al tener conocimiento las autoridades americanas de que en diciembre de 2014 se llevó a cabo un programa de cambio de divisa con el objeto de malversar unos 600 millones de dólares USA procedentes de PDVSA.

De acuerdo con esa investigación, los documentos que se elaboraron por los investigados para tratar de ocultar el origen ilícito del dinero fueron, entre otros, un contrato fechado el 17 de diciembre de 2014 entre PDVSA y la mercantil venezolana Rantor Capital, por el que ésta aceptó otorgar un préstamo de 7,2 billones de bolívares a PDVSA.

Operativas similares

Entre los documentos intervenidos en la residencia madrileña de Nervis Villalobos se hallaron dos folios manuscritos, de los que se desconoce su autor, que hacen referencia a la operación de préstamo entre Rantor Capital y PDVSA.

"Lo más relevante", afirma el juez Peinado, "es constatar cómo una operativa similar a la mencionada (en la que PDVSA contrata una supuesta línea de crédito con una empresa, que cede su derecho de cobro a otra sociedad) ya fue desarrollada en el año 2012 por Nervis Villalobos en hechos por los cuales está siendo actualmente investigado en Andorra".

Villalobos está encausado en Andorra por haber movido millones de euros en la Banca Privada de Andorra "con origen en el fraude y la corrupción en Venezuela basada, entre otros hechos, en el sistema de cambio de divisa".

Según la investigación realizada en Andorra, Villalobos recibió 55,6 millones de euros de Violet Advisors S.A. y Welka Holding Ltd en concepto de comisiones por haber utilizado estas empresas sus influencias para obtener fondos de PDVSA de forma ilícita.

Nervis Villalobos habría utilizado sus contactos para que la empresa Atlantic concediera una línea de crédito a PDVSA por valor de 17,34 billones de bolívares, cediendo sus derechos de cobro a las empresas Violet Advisors S. A. y Welka Holding Ltd.. Éstas, a su vez, firmaron contratos de asesoramiento con Nervis Villalobos, "enmascarando así el pago de las comisiones", ingresadas en la cuenta en BPA de la sociedad Vamshore Entreprises Ltd., controlada por el viceministro.

El juez Peinado destaca que "varios de los documentos" relacionados con la investigación andorrana han sido hallados en el domicilio de Villalobos, como el contrato de línea de crédito entre PDVSA y Atlantic, la aprobación de este contrato por PDVBSA, la carta de Violet Advisors informando a la empresa pública venezolana de la cesión del crédito de Atlantic y el contrato de cesión entre Atlantic y Violet Advisors.