Una de las escenas ocurridas en Rentería durante la carga.

Una de las escenas ocurridas en Rentería durante la carga. Efe

Tribunales Cs

La Fiscalía investiga el acoso y persecución a Rivera en su visita a Rentería

Posibles delitos de odio, injurias y amenazas en los graves hechos ocurridos antes, durante y después del acto de Cs en la localidad el 14 de abril.

La Fiscalía de Guipúzcoa ha anunciado la apertura de una investigación sobre lo acontecido el pasado 14 de abril en el mitin de Ciudadanos en Rentería, donde radicales trataron de reventar el acto y debieron actuar las fuerzas antidisturbios para evitar mayores incidentes. Lo ha hecho ante posibles delitos de odio, injurias y amenazas.

Lo que era una cita más de campaña de la formación naranja, con especial carga emotiva para dirigentes como Maite Pagazaurtundua, terminó siendo un peligro para Albert Rivera y el resto de intervinientes y miembros de la formación y simpatizantes que les acompañaban. 

El hostigamiento de los miembros de la izquierda abertzale hizo que los dirigentes tuvieran que abandonar el lugar el vehículos y protegidos por la Ertzaintza, que supo neutralizar la ratonera que había preparada para los políticos, aunque no se pudieran evitar escenas de gran tensión.

Insultos y cacerolada a Rivera en Rentería

"Fascistas kanpora (fuera)", "cobardes", "asquerosos" o "hijos de puta" son algunos de los gritos que se escucharon contra los asistentes y los periodistas. Acompañando a Rivera o Pagazaurtundua, estaban también el filósofo Fernando Savater o Joan Mesquida, exdirector general de la Policía y Guardia Civil con el PSOE y entonces cabeza de lista de Cs por Baleares al Congreso.