Enrique García Castaño, 'El Gordo', tras su declaración como investigado en la Audiencia Nacional.

Enrique García Castaño, 'El Gordo', tras su declaración como investigado en la Audiencia Nacional. EFE

Tribunales CASO VILLAREJO

'El Gordo' niega haber solicitado datos confidenciales al BBVA para Villarejo

El juez pedirá la desclasificación de la orden ministerial sobre el uso de fondos reservados para que Enrique García Castaño justifique su patrimonio.

Enrique García Castaño, 'El Gordo', exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía, ha negado este miércoles en la Audiencia Nacional que utilizara su cargo policial para pedir al BBVA datos confidenciales para informes de espionaje del excomisario José Manuel Villarejo de los que ambos se habrían beneficiado económicamente. 

Según la documentación que obra en el sumario, un subordinado suyo habría solicitado información bancaria sobre los abogados del despacho Balder IP Law, competencia del despacho Herrero & Asociados que contrató a Villarejo para un informe de espionaje.

Sin embargo, García Castaño lo niega y dice que si hubiera querido acceder a dicha información lo habría pedido directamente. El exjefe de la UCAO también se ha desvinculado en su declaración ante el juez Manuel García-Castellón de cualquier consulta sobre datos confidenciales de los afectados de la pieza Land, los miembros de la familia Cereceda a los que Villarejo también habría hecho un seguimiento por encargo de otros familiares a los que estaban enfrentados por una herencia, según fuentes jurídicas. 

Según publicó EL ESPAÑOL, los agentes de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía requisaron durante los registros a Villarejo y García Castaño un audio en el que el exjefe de la UCAO decía al excomisario: "Ahora te doy lo del FG" (por Francisco González, presidente del BBVA). 'El Gordo' también está investigado en la pieza 9 del caso Villarejo, la del BBVA, por presuntamente facilitar al excomisario datos teléfonicos de hasta 4.000 personas, entre ellas miembros de Sacyr y políticos del PSOE de las que Francisco González sospechaba que habían maniobrado para hacerse con el poder el banco. Éste habría encargado a Villarejo espiarles para conocer sus movimientos, según se investiga en la Audiencia Nacional. Enrique García Castaño también ha declarado por esta pieza que continúa bajo secreto sumarial. 

Pino le dio vía libre para informar a Villarejo

En cuanto a los 600.000 euros encontrados a Enrique García-Castaño y cuyo origen se investiga, el comisario ha solicitado una dispensa para que se desclasifique la información sobre la orden del consejo de ministros que regula el uso de fondos reservados con el fin de justificar las "operaciones del Estado" en las que participó. 

El juez solicitará que se desclasifique dicha información para que García Castaño pueda explicar su patrimonio. Este martes, el exjefe de la UCAO declaró sobre la operación Kitchen que el Gobierno de Rajoy habría encargado a Villarejo y un grupo de policías para recuperar documentos en manos del extesorero del PP, Luis Bárcenas, a espaldas de la Justicia.

El Juzgado Central de Instrucción número 6 investiga esta operación que Enrique García Castaño sigue defendiendo que fue "oficial". En ella se invirtieron miles de euros de fondos reservados para pagar, entre otros, al chófer de Bárcenas, Sergio Ríos Esgueva, que habría recibido 2.000 euros mensuales por hacer un seguimiento a Bárcenas y su familia.

Este miércoles, García Castaño ha reconocido que ayer afirmó ante el juez que tanto el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, como el director de la Policía, Ignacio Cosidó, estaban al tanto de la operación.

También ha defendido ante el juez que el exnúmero dos de la Policía, Eugenio Pino, le dio vía libre para que proporcionara a Villarejo, agente encubierto del Estado, toda la información que éste le solicitara. Sin embargo, nunca se lo dejó por escrito, según ha defendido ante el juez, sino que fueron comunicaciones verbales, informan fuentes jurídicas que ha declarado.