La jueza levanta parcialmente el secreto de la investigación a Zaplana

La jueza levanta parcialmente el secreto de la investigación a Zaplana

Tribunales 'CASO ERIAL'

Zaplana denuncia una "investigación prospectiva de la UCO" y pide que se archive su causa

El expresidente valenciano recurre el inicio de la instrucción porque dice que se basó en "documentos obtenidos ilegalmente" y una "investigación prospectiva".

El expresidente de la Comunidad Valenciana, Eduardo Zaplana, ha solicitado que se archive la causa que se sigue contra él por cobrar, presuntamente, comisiones millonarias de las empresas adjudicatarias de las ITV y los parques eólicos valencianos. Investigación que le llevó a prisión preventiva en mayo de 2018 hasta el pasado febrero. 

Zaplana alude a una posible nulidad en el inicio de la investigación contra él. Su abogado ha presentado un recurso contra el auto de admisión a trámite de la investigación, que se remonta a noviembre de 2015. 

El también exministro durante el Gobierno de Aznar, a quien la jueza María Isabel Rodríguez dejó en libertad provisional el pasado febrero tras encontrar 6,3 millones de euros en Suiza que le atribuye, alega a través de su abogado dos razones principales para solicitar el sobreseimiento de las actuaciones: que el documento a partir del que se inició la investigación se encontró de forma ilegal y que la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil inició una investigación prospectiva contra él, lo que iría contra sus derechos fundamentales.  

Investigación "prospectiva"

Según sostiene la defensa de Zaplana en el recurso presentado ante el Juzgado de instrucción número 8 de Valencia, la Guardia Civil entró a registrar el despacho de letrados que defendía a Marcos Benavent, 'el yonki del dinero', el 1 de junio de 2015 habiéndolo solicitado antes al juzgado de instrucción número 18 de Valencia en el marco de una investigación abierta contra él y otras personas.

Durante ese registro, y a pesar de que en el auto judicial se afirmaba que "debe limitarse la incautación de material a documentos y archivos directamente relacionados con los hechos que se investigan, como documentación de Imelsa, Berceo Mantenimientos o empresas relacionadas con las anteriores...", los agentes de la UCO incautaron otro tipo de documentación, según la defensa de Zaplana. A partir de esa información presentarían un informe para solicitar la incoación de un procedimiento distinto basándose en el "hallazgo casual" de documentos. 

Zaplana sostiene que tras hallar la Guardia Civil en el mencionado registro unos documentos sobre el plan eólico de la Comunidad Valenciana (recortes de prensa y un escrito con tachones que no tenían nada de delictivo, según asegura) comienza una investigación prospectiva contra él, que incluyó la petición de información sobre sociedades que se vincularon a él en Luxemburgo.

El expresidente recrimina a la Fiscalía que "pese a que ni uno solo de los datos expuestos en el informe de la UCO" se encuentran en el despacho de abogados de Benavent, "el Ministerio Fiscal asume inopinadamente el informe de la UCO".

La 'hoja de ruta' de las comisiones

Entre esa documentación encontrada en el despacho, la UCO sitúa un documento escrito a ordenador en el que se delimitaba la 'hoja de ruta' seguida para el cobro de las presuntas comisiones. Un documento que un ciudadano sirio encontró en una vivienda que perteneció a Zaplana y habría entregado a Benavent. 

Zaplana defiende que vendió dicha vivienda antes de que el denunciante entrara en ella y denuncia que el documento se halló de manera ilegal. Por todos estos motivos, pide la nulidad de las actuaciones y el archivo de la causa abierta contra él.