Tribunales AUDIENCIA PROVINCIAL

Cristiano Ronaldo reconoce sus delitos fiscales y acepta la condena de 23 meses de cárcel

Ha llegado a un acuerdo con la Fiscalía y no entrará en prisión previo pago de una multa de 18,8 millones de euros. 

El futbolista Cristiano Ronaldo ha sido condenado por la Audiencia de Madrid a 23 meses de prisión por la comisión de cuatro delitos fiscales cometidos entre los años 2011 y 2014.  

Este martes, Ronaldo ha acudido a juicio, donde ha ratificado un acuerdo con la Fiscalía ante la Sección 17 de la Audiencia provincial por el que acepta los cuatro delitos fiscales y la condena, aunque no ingresará en prisión puesto que pagará 18,8 millones de euros a Hacienda.

Su llegada al Tribunal ha generado un gran revuelo mediático. Pocas veces, por no decir que nunca, tantas cadenas de televisión han esperado para presenciar el "paseíllo" de un procesado al llegar a juicio. Una escena que intentó evitar solicitando su defensa una seguridad especial para acceder al edificio. 

La Audiencia de Madrid le denegó esa seguridad y el futbolista ha llegado este lunes acompañado por su pareja, Georgina Rodríguez, sonriente, y saludando a algunos fans que le esperaban en la calle. Incluso ha llegado a firmar un autógrafo a un aficionado del Real Madrid.

Ha permanecido algo más de media hora en las dependencias judiciales, aunque tan sólo unos 5 o 10 minutos en la sala de vistas, donde en unos cinco minutos ha reconocido los hechos y ratificado el acuerdo con el Ministerio Fiscal. Previamente, ha esperado con su pareja en una sala contigua que la Seguridad del edificio le ha facilitado. A su salida de la Audiencia, ha dicho que todo ha ido "perfecto" y se ha marchado, con tranquilidad, de la mano de Georgina Rodríguez.

Los hechos por los que se le condena

Cristiano Ronaldo ha llegado a juicio acusado de la comisión de cuatro delitos contra la Hacienda Pública relativo al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) durante los ejercicios fiscales que van del año 2011 al año 2014. A lo largo de estos cuatro años la Fiscalía entiende que el futbolista ocasionó un perjuicio a la Hacienda Pública 5,7 millones de euros. De dicha cantidad, a fecha del pasado 13 de julio el acusado ha ingresado en la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) 5,6 millones de euros y otro millón más en pago por los intereses de demora generados hasta ese día con la que la deuda penal, para la Fiscalía, ha quedado satisfecha.

Según la Fiscalía, Cristiano Ronaldo suscribió contrato de trabajo con el Real Madrid el 21 de junio de 2009 motivo por el cual trasladó tres semanas después su residencia a España (6 de Julio de 2.009) fijando su domicilio en Pozuelo de Alarcón. Así, desde el 1 de enero de 2010 el jugador adquirió la condición de residente fiscal en España, optando expresamente el 11 de noviembre de 2011 por el régimen fiscal especial aplicable a los trabajadores desplazados al territorio español. en virtud del cual únicamente se encontrarían grabadas en España las rentas obtenidas en territorio español, por las cuales se tributaría al tipo del 24% en el ejercicio 2011, y al tipo del 24’75% en los ejercicios 2012 a 2014.

El escrito de acusación señala que el 12 de diciembre de 2008, tras confirmar el Real Madrid al acusados las condiciones fijadas y, "con la intención de obtener un beneficio fiscal ilícito cuando llegara a España", simuló ceder la totalidad de sus derechos de imagen a la sociedad TOLLIN ASSOCIATES LTD, domiciliada en las Islas Vírgenes Británicas, territorio que es considerado como un paraíso fiscal, de la que era socio único. Así, mediante contrato privado firmado el 20 de diciembre de 2.008, en virtud del cual cedía la totalidad de sus derechos de imagen a la sociedad, se estableció como contraprestación el pago de todos los ingresos percibidos por la sociedad tras deducir 20.000 euros y los gastos en los que hubiera incurrido por la supuesta gestión de los derechos de imagen.