Santiago Abascal con una de las participaciones de lotería denunciadas.

Santiago Abascal con una de las participaciones de lotería denunciadas.

Tribunales

Denuncian a Vox por presunta estafa al vender lotería de Navidad que no compró y fue premiada

  • Un juzgado de Madrid investigará la venta de participaciones por 18.100 euros a sus sedes por toda España con el número 98.815 de la lotería de Navidad.
  • El partido defiende que reservó el número en una administración de lotería, éste fue vendido por equivocación y reemplazado por otro, el 88.008.
  • El denunciante reclama que el partido indemnice a quienes compraron las papeletas con 90.500 euros.

Un juzgado de Cáceres ha remitido a Madrid una denuncia presentada contra el partido político Vox por repartir en sus sedes españolas papeletas de un número de lotería de Navidad, el 93.815, que resultó premiado con 10.000 euros la serie y que el partido en realidad no había adquirido. 

El Juzgado de Instrucción número 1 de Cáceres que recibió la denuncia por presunta estafa se ha inhibido a favor del Juzgado Decano de Madrid para que decida a qué juzgado de instrucción le correspondería investigar el caso. 

Los hechos fueron denunciados por Diego López Ordóñez, que en diciembre de 2015 era secretario de la Comisión Gestora Provincial de Vox Cáceres. Según la denuncia, "para financiar el partido" el Comité Ejecutivo Nacional de Vox, presidido por Santiago Abascal, emitió una serie de participaciones de Lotería Nacional del número 93.815 para el sorteo del día 22 de diciembre. Unas participaciones que llegaron a las provincias de Toledo, Cáceres, Guadalajara, León, Valencia o Ávila, entre otras. Las participaciones se vendieron a 5 euros: 4 para el sorteo y 1 euro de donativo para el partido.

Los 1.000 euros que se recaudaron de la venta de las papeletas entre "afiliados, simpatizantes y público en general" en Cáceres se remitieron a un número de cuenta bancario facilitado por el partido en Madrid. 

Pero, una vez que había dado comienzo el sorteo, según avanzaba este miércoles Vozpópuli y confirma a EL ESPAÑOL el denunciante, reciben un correo del Comité Ejecutivo Nacional en el que se les dice que "el número 93.815 ha sido vendido por la administración de loterías Sota y Sol SL de San Fernando de Henares, Madrid (donde fue adquirido) a terceras personas". 

De ahí que Diego López haya denunciado los hechos ante los tribunales por un presunto delito de estafa y reclame al partido los 18.100 euros de la serie de lotería correspondiente al número que ellos tenían, "a los que habría que sumarse el 20% de dicha cantidad, recaudado mediante las referidas participaciones, y, en todo caso, en concepto de perjuicio económico para los adquirientes, la suma de 90.500 euros en concepto de lucro cesante, al haber resultado agraciado dicho número con un premio de 10.000 euros a cada serie", se puede leer en la denuncia. 

Según se queja el denunciante, nadie les avisó a tiempo de que el número que tenían sus papeletas se había agotado, "ni hicieron nada por girarnos nuevas papeletas con el nuevo número", de ahí que reclamen lo que le costaron éstas y el precio del número premiado, que es por el que se les deberían haber cambiado.

La versión de VOX

Desde el partido político VOX niegan cualquier intención de lucro con la venta de dichas participaciones. Explican que hicieron una reserva de una serie del número 93.815 por un valor de 18.100 euros en la mencionada administración de Lotería y ésta, por error, las vendió a terceras personas, por lo que tuvieron que cambiarla por otro número, el 88.008.

Presentan un acta notarial del día 18 de diciembre de 2015 en el que el lotero explicó que "el partido político encargó 18.100 euros de lotería correspondiente al Sorteo Extraordinario de Navidad" (...) "Por error involuntario el expresado número ha sido vendido a terceras personas en cantidad tal que los que restan no permiten cubrir el encargo" (...) "Dicha asociación política ha accedido a reemplazar el número inicialmente solicitado por el número 88.008", se puede leer en el documento notarial. También defienden que publicaron en los medios de comunicación el cambio de número adquirido. Por otra parte, se refieren al denunciante como una persona "enemistada por el partido que intenta hacer daño en plena campaña electoral".