La Guardia Civil detiene a Karlos Apeztegia en Hernani (Guipúzcoa).

La Guardia Civil detiene a Karlos Apeztegia en Hernani (Guipúzcoa).

Tribunales CASOS SIN RESOLVER

Una carta entregada por Francia lleva a prisión al etarra Apeztegia 16 años después

En una misiva encontrada en mayo de 2003 en Saintes, Karlos Apeztegia, detenido este martes en Hernani, animaba a poner un coche bomba en el sindicato de prisiones ACAIP.

El intercambio de información entre Francia y España ha llevado a la detención e ingreso en prisión del etarra José Karlos Apeztegia Jaka por la redacción de una carta en la que animaba a atentar 16 años después. La Guardia Civil le detuvo este martes en la localidad guipuzcoana de Hernani y este miércoles el juez Diego de Egea, de guardia en el Juzgado Central de Instrucción número 3, le ha enviado a prisión. Apetztegia estaba en libertad desde 2013 después de cumplir condena por su participación en otros atentados desde el año 1992.

En mayo de 2003, tras la detención de cuatro miembros de ETA en la localidad francesa de Saintes, los gendarmes encontraron una carta que Apetztegia escribió mientras cumplía condena en la prisión de Málaga, en la que animaba a atentar en la sede del sindicato de prisiones ACAIP: "Son del sindicato de carceleros fascistas ACAIP y probablemente sería un mensaje claro poner un coche bomba en la sede de dicho sindicato en Madrid, al menos si siguen mostrando ese comportamiento para con los presos políticos vascos. Por otro lado, una acción de ese tipo tendría un eco considerable y sería ideal para meter el miedo en el cuerpo a los carceleros. Sin más, ser buenos y muchos abrazos, adelante siempre", se podía leer en la misiva firmada por Apetztegia. 

En el texto informaba a otros presos de los cambios de direccción en la cárcel de Málaga y de "palizas a compañeros de varias cárceles". Ahora, 15 años después de haber escrito dicha carta y con la banda ETA desarticulada, el juez imputa a Apetztegia un delito de integración en organización terrorista, penado con hasta 12 años de prisión.

El juez justifica la decisión de la prisión provisional y sin fianza por la "relevancia de la gravedad del delito y de la pena para la evaluación del riesgo de fuga, resulta innegable, tanto por el hecho de que a mayor gravedad de los hechos y de la pena, más intensa cabe presumir la tentación de la huida". 

La carta

El texto íntegro de la carta redactada por Apetztegia en 2002 en euskera y que ahora le lleva a prisión es el siguiente:

"¡Hola amigos!

Estoy en la necesidad de daros algunas aclaraciones respecto de la carta enviada el mes pasado relativa al director de la cárcel de Málaga, ya que en junio han cambiado de director. El director precedente era Tomás San Martín Medina y lo han enviado a Alicante para nombrarlo director de esa prisión, aunque no puedo asegurarlo.

Como ya tenía preparada esa carta para enviar en junio no incluí el cambio, que ya que no me enteré hasta que envié la carta. Por tanto, desde mediados de junio hay un nuevo director de la prisión de Málaga y se trata del antiguo director de la cárcel de Tenerife que ha sido nombrado hace un mes.

Por otro lado, últimamente se han producido palizas a compañeros de varias cárceles, así que hay que enviar un mensaje claro a los carceleros, para hacerles entender que no vamos a aceptar este tipo de cosas. 'Cada vez que peguéis una paliza a uno de nuestros compañeros, pegaremos contra vosotros', o algo así.

Son del sindicato de carceleros fascistas ACAIP y probablemente sería un mensaje claro poner un coche bomba en la sede de dicho sindicato en Madrid, al menos si siguen mostrando ese comportamiento para con los presos políticos vascos. Por otro lado, una acción de ese tipo tendría un eco considerable y sería ideal para meter el miedo en el cuerpo a los carceleros. Sin más, ser buenos y muchos abrazos, adelante siempre. Karlos Apeztegia."